Volvo Ocean Race

El viento de Levante saca a la flota del Mediterráneo

El «Vestas 11th Hour Racing» y el «AkzoNobel» lideran la aproximación a Gibraltar

AlicanteActualizado:

El "Vestas 11th Hour Racing" y el "AkzoNobel", fueron los primeros en acercarse hacia la costa española cuando cayó la noche del domingo, donde se beneficiaron de unas condiciones más favorables y se pusieron al frente de la flota. "Elegimos la ruta costera con un buen ángulo y sabíamos que íbamos a cruzar por delante de la flota cuando convergimos nuevamente con ellos", explicó Enright. "Por ahora, el único barco que tenemos a la vista es el AkzoNobel. Pero nos gusta la configuración de nuestra vela. Sentimos que estamos navegando bien".

En la tarde este lunes, Enright y su equipo, junto con el segundo clasificado, "AkzoNobel", está ganando cierta ventaja y tienen más presión, con lo que probablemente ampliarán su ventaja en el Estrecho.

El "AkzoNobel" ha vivido un torbellino de 24 horas. Después de que tres de los tripulantes con más experiencia del equipo eligieron no navegar en la Etapa 1, el patrón Simeon Tienpont, repuesto en su cargo, presentó su lista de tripulación solo una hora antes de abandonar el muelle. Pero la nueva configuración ha rendido al máximo desde que salió de Alicante, y a las 13:00 UTC el parte de posiciones le situaba en un sólido segundo lugar.

"Mapfre", cuarto

El "Sun Hung Kai / Scallywag" de David Witt luchaba a cara de perro ahora para contener a "Mafre", que se estaba solo unas décimas de milla de distancia.

Joan Vila explicaba desde el barco español que “hemos tenido muchas trasluchadas, sobre todo después de pasar cabo de Gata. Había un poco más de viento por mar, pero el role ha dado mejor por tierra porque iba de NE a Levante. Ahora calculamos cruzar el estrecho de Gibraltar esta misma tarde, sobre las 18:00 GMT -20:00 hora española-. Es un punto de paso, el viento se acelera ahí así que el primero que pase se estirará bastante, aunque la flota se volverá a comprimir una vez en el Atlántico. Es importante pasar por ahí primero”, decía el navegante.

Por supuesto, aún es muy temprano para hacer apuestas: ha transcurrido un día de las seis o siete jornadas que se prevé que tardarán en completar la etapa, 1.450 millas náuticas desde Alicante hasta Lisboa.

"La regata no se ganará ni se perderá (en el Estrecho)", dijo Enright. "Y hay una gran zona de viento ligero brisa esperándonos al otro lado".

El pronóstico dice que el viento se mantendrá a través del Estrecho y para la salida hacia el Atlántico. Pero de la noche a la mañana, se calmará, y el efecto de acordeón puede reagrupar a la flota. La batalla acaba de comenzar.