Mini Transat

«Sine díe» para el inicio de la Mini Transat 2019

El director de la regata, Denis Hugues ha decidido posponer la salida de la primera etapa La Rochelle – Las Palmas de Gran Canaria

Vigo (Pontevedra) Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Para este domingo, 22 de septiembre de 2019, estaba previsto el inicio de la transoceánica en solitario Mini Transat. La 22ª edición de una de las regatas más importantes de la vela de altura en Francia, y en todo el mundo, por disputarse a bordo de los conocidos Mini 6.50. Y en la que numero de patrones participantes alcanza los 90 patrones, aunque por diferentes circunstancias uno de ellos no tomará la salida, los cuales tendrán que afrontar un total de 4.05 millas entre La Rochelle y la isla caribeña de Martinica en dos etapas; una primera La Rochelle - Las Palmas de Gran Canaria de 1.350 millas y la segunda de 2.700 millas entre Las Palmas de Gran Canaria y el puerto de Marin en isla Martinica.

Los marinos franceses apodan al golfo de Vizcaya como “la olla”, el “pot” para los galos, por la forma del litoral cantábrico y occidental francés. Donde los fuertes vientos de poniente y un mar embravecido les obliga muchas veces a quedarse en puerto. Y en esta época del año las borrascas que llegan por el océano Atlantico no suelen ser nada compasivas ante aquellos que deciden ir contracorriente. Así que la experiencia, y la cordura, han llevado a la organización de la Mini Transat a obrar en consecuencia por la seguridad de todos.

"Mantener el inicio del domingo no es razonable -Denis Hugues, director de la Mini-Transat La Boulangere- he tomado la decisión, de acuerdo con el organizador, de posponer el inicio de la regata para el domingo a las 14:15. Durante dos días, hemos estado observando la meteorología muy de cerca y observando las perturbaciones en el Atlántico. Si comenzamos el domingo, los participantes se enfrentarían condiciones muy delicadas desde el martes por la noche con un fuerte mar y vientos del oeste-suroeste de 30 nudos y rachas de 40 nudos. Hemos estudiado todos los esquemas posibles, como poner un punto de paso cerca de la costa española para evitar las condiciones más difíciles. Pero eso no sucedería para buena parte de la flota. Cruzar el golfo de Vizcaya siempre es complicado. Cuando no se cumplen las condiciones, se vuelve peligroso”.

Para la organización de la regata el objetivo es que lleguen a Martinica el mayor número posible de marinos. Y como ha dicho Denis Hugues: “Los Mini 6.50 son barcos mágicos, pero son pequeños y diseñados para navegar muy rápidos con rumbos abiertos. No para afrontar ceñidas con vientos y mar como se esperan en el golfo de Vizcaya”.

Pensando en el final de la primera etapa en Las Palmas de Gran Canaria, de salir el domingo podría darse el caso que la mitad de la flota no llegase. Durante toda la próxima semana fuertes vientos azotaran en el golfo, y por ahora no se aprecia una posible mejoraría para cubrir el tramo de 300 millas náuticas entre La Rochelle y el meridiano de cabo Finisterre. La llegada de borrascas por el oeste es encadenada y el anticiclón de las Azores ni tiene la suficiente fuerza para desplazar sus ruta más al norte.

Los que también tendrán que esperar para estrenarse en la Mini Transat son los tres españoles: el catalán Pep Costa, de tan solo veinte años, el patrón más joven de toda la flota, que compite la categoría de Prototipos. Y en la categoría barcos de Serie el malagueño Rafael Fortes, junto al canario Miguel Ángel Rondón.