Sydney-Hobart

Épica batalla de los Super Maxis por la 74 Rolex Sydney-Hobart

La carrera de velocidad estará protagonizada por el «Comanche LDV» –el monocasco más rápido del mundo y actual poseedor del récord de la prueba–, el «Wild Oats XI»

SidneyActualizado:

Cinco supermaxis de 100 pies de eslora (30,5 metros) lucharán por la victoria en tiempo real en la 74ª edición de la Rolex Sydney Hobart, el referente anual de la navegación oceánica, que comienza en Sídney el próximo 26 de diciembre. La carrera de velocidad estará protagonizada por el Comanche LDV –el monocasco más rápido del mundo y actual poseedor del récord de la prueba–, el Wild Oats XI –el barco más laureado de la historia del evento–, el Infotrack, el Black Jack y el Scallywag. Tres de ellos contarán con regatistas españoles a bordo. La previsión indica posibilidad de que caiga el récord por tercera edición consecutiva.

Los cinco colosos liderarán la carga hacia la isla de Tasmania en una heterogénea flota formada por 86 barcos con esloras comprendidas entre nueve y 30 metros. El parte meteorológico sugiere la posibilidad de que caiga el registro de 1 día, 9 horas, 15 minutos y 24 segundos establecido por el Comanche LDV de Jim Cooney el pasado año, lo que marcaría un hito histórico al encadenar tres ediciones consecutivas con récord (2016-2017-2018). Andrew Cape, el navegante de Infotrack, apuntaba esta posibilidad durante la conferencia oficial de meteorología: “Aunque es muy pronto para decirlo, si todo transcurre conforme al plan podríamos hablar de una marca en el entorno de un día y ocho horas”.

La previsión indica una salida de relativa calma con vientos de componente nordeste que irán subiendo paulatinamente a 15-20 nudos, con rachas de 35, durante el propio 26 de diciembre. “Al día siguiente debería rolar a componente oeste”, explican desde el Bureau of Meterology, avanzando que la regata debería ofrecer “un poco de todo” a lo largo del recorrido de 628 millas entre Sídney y Hobart.

La lucha por la victoria en tiempo real será coto privado del exclusivo club compuesto por los cinco supermaxis inscritos, incluyendo la emocionante revancha entre los dos protagonistas de la edición 2017: el Wild Oats XI de Mark Richards y el Comanche LDV. Una penalización por un incidente en la salida arrebató el título al primero en llegar a Hobart, el Wild Oats XI, que veía cómo victoria y récord pasaban a manos de su rival. La reedición del duelo garantiza un espectáculo al que con toda seguridad se unirá el Infotrack de Christian Beck, supervitaminado con una tripulación llena de leyendas de la navegación oceánica como Bouwe Bekking, Stu Bannatyne, Chris Nicholson o Andrew Cape. Tampoco escatima en recursos Comanche LDV, que recurre al talento de figuras como James Spithill, Simon Fisher, Daryl Wislang o Justin Slattery. A bordo del Wild Oats XI, el patrón más laureado de la historia del evento (Mark Richards) juega la baza de la experiencia con tripulantes como Iain Murray (24 ediciones), Matthew Shillington (23) o Robbie Naismith (23). El Black Jack de Mark Bradford (con el campeón de America’s Cup Brad Butterworth) y el Scallywag de Seng Huang Lee (primer equipo hongkonés en la historia de la Volvo Ocean Race) completan el quintento de colosos.

Cuatro de los cinco supermaxis han dominado la última década la carrera por llegar primero a Hobart: Wild Oats XI es el máximo experto, como demuestran sus triunfos de 2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2012, 2013 y 2014; Black Jack ganó en 2009 (como Alfa Romeo); Infotrack en 2016 (como Perpetual Loyal) y Comanche LDV en 2015 y 2017. El Scallywag es el único que todavía no ha saboreado la victoria. Cualquiera de los cinco cuenta con prestaciones y tripulación suficientes para mejorar el récord de la prueba si las condiciones acompañan. En los 74 años de historia de la Rolex Sydney Hobart el récord ha caído en 13 ocasiones, tres de ellas de mano de equipos capaces de repetir gesta este año: Wild Oats XI (2005 y 2012), Infotrack (2016) y Comanche LDV (2017).