Vendée Globe

Conrad Colman rompe el mástil, pero se resiste a abandonar

Navegaba en ceñida bajo viento del Noreste entre 30 y 35 nudos y cuando estaba a menos de 300 millas de Portugal

Les Sables (Francia)Actualizado:

El navegante neozelandés Conrad Colman (Foresight) rompió el mástil de su embarcación a unas 800 millas (1.450 km) de la meta cuando se encontraba en la décima posición de la general, aunque ha decidido no retirarse por el momento y preparar un aparejo de fortuna para intentar llegar a meta.

Conrad Colman contactó con su equipo de tierra para informar de la incidencia y de que no había resultado herido. Liberó la jarcia (mástil y vela mayor) y salvó la botavara.

El joven patrón de 33 años navegaba en ceñida (contra el viento) bajo viento del Noreste entre 30 y 35 nudos (58 a 68 km/h) y cuando estaba a menos de 300 millas (550 km) al oeste de la costa de Lisboa (Portugal).

Colman y su equipo de tierra determinarán en las próximas horas si es posible llegar a la meta bajo aparejo de fortuna. El barco no tiene ningún daño estructural y ni siquiera ha solicitado asistencia por lo que en las próximas horas tomará la decisión definitiva.

Tras la llegada del octavo clasificado a la meta, el 'Spirit of Hungary' de Nandor Fa, ahora se espera al francés Eric Bellion (CommeUnSeulHomme), que navega a 75 millas (140 km) al oeste del cabo Finisterre y a 430 millas (840 km) de la meta, que alcanzará el lunes.

Dídac Costa

Por otra parte, Didac Costa (One Planet One Ocean) y Romain Attanasio (Etamine du Lys) están en la latitud de Cabo Verde, navegando en rumbo noroeste a 650 millas (1.205 km). Costa es ahora más rápido que su rival tras la rotura de su orza de babor el jueves por la noche.

Costa sigue decimoquinto y supera en 50 millas (90 km) a su rival francés, cuando le restan 2.400 millas (4.600 km) para la meta.

Detrás de ellos, el holandés Pieter Heerema (No Way Back) cruzó el ecuador a las 21:58 GMT de la pasada noche. De esta manera, en el Atlántico sur solo queda el francés Sebastien Destremau (TechnoFirst), que sigue progresando a lo largo de la costa brasileña, a 330 millas (640 km) al noreste de Río de Janeiro.