Liga de J80

El «Marina Rubicón I» a un paso de ser campeón de Liga de J80 de Lanzarote

El monocasco patroneado por Miguel Ángel Lasso fue el más regular durante las tres regatas celebradas el sábado

Actualizado:

La quinta jornada de la Liga de Lanzarote de J80 tuvo todos los ingredientes para que la competición ganara más interés, dejando abierto el título para la última jornada, en la que se habrá de realizar un descarte más de los resultados obtenidos hasta el momento. En la mañana del sábado se pudieron disputar tres de las cuatro mangas programadas, debido a un viento que no fue estable a lo largo de toda la jornada.

La prueba comenzó con casi 40 minutos de retraso debido a un viento caprichoso e inestable que complicó en exceso la preparación del campo de regatas. Finalmente, con un campo fijado en la zona de El Cable, arrancó la jornada de Liga con ocho barcos en competición.

La primera regata del día tenía como principales protagonistas a los barcos sureños de Marina Rubicón, pero Miguel Lasso perdió su segunda posición al paso por el offset pasado por el Sorondonguillo de Alfredo González y el Testaruda de Pablo Rompeltién. Una maniobra de éste último tras el paso por la boya le impidió seguir el ritmo de los primeros y era superado por el Marina Rubicón I de Miguel Lasso.

Rafael Lasso, con el Marina Rubicón II, se hacía con la prueba, mientras el Sorondonguillo era segundo, el Marina Rubicón I era tercero y el Testaruda cuarto. Lanzarote Sailing Paradise de Alejandro Morales y Rotini de Rafael Barbadillo arrebataban la quinta posición a El Mateo, de Alfredo Morales, que empezaba a tener problemas en el gennaker, mientras que el Código Cero I de José Luis Martínez era octavo.

La segunda regata volvió a sufrir un retraso. Por un lado para estabilizar un nuevo campo de regatas que permitiera la competición y por otro lado para llevar a tierra a un marinero del Testaruda, por indisposición. La prueba arrancó con mucha igualdad, que se fue disipando en los últimos instantes antes de llegar al offset, por el que pasó el Testaruda, seguido del Marina Rubicón II. En dicha boya, mientras el monoscasco de Juan Pablo Rompeltién realizaba la maniobra fue embestido por el de Miguel Ángel Lasso, sin daños para ninguno de los dos. Les seguían el resto de embarcaciones muy juntas, excepto el Código Cero, algo más alejado. El Mateo volvía a tener problemas con el genakker y se quedaba descolgado del grupo, luchando ya, únicamente, por acabar.

Finalmente fue Juan Pablo Rompeltién el que ganó la regata, seguido de Miguel Lasso. El Sorondonguillo hizo una excelente remontada en los últimos instantes quitándole la plaza al Marina Rubicón II, siendo quinto el Lanzarote Sailing Paradise, sexto el Rotino, séptimo El Mateo y octavo el Código Cero.

La última prueba tuvo una incidencia que marcó la regata, con cuatro barcos que hicieron un fuera de línea. De ellos, tres regresaron a penalizarse, mientras que el Sorondonguillo no escuchó la sanción y siguió hacia delante, ya sin competir. Miguel Lasso tomó ventaja sobre el resto, aunque la empopada de Pablo Rompetién y de Alfredo González (que no sabía de su descalificación) le pusieron en apuros, mientras que el Lanzarote Sailing Paradise hacía una primera muy buena mitad, intentado corroborarlo en la segunda.

Pero no pudo ser y fue adelantado por el equipo de Rafael Lasso, mientras que Miguel Lasso entró primero con cierta tranquilidad. Segundo fue Alfedo González, que no puntuaba, pasando a ser segundo Juan Pablo Rompeltién. El resto de puestos fueron para Marina Rubicón II, Lanzarote Sailing Paradise, El Mateo y Código Cero, retirándose el Rotini, por lesión de uno de sus tripulantes.

La clasificación general, a falta de la disputa de la última jornada de Liga, la encabeza el Marina Rubicón I de Miguel Lasso con 21 puntos, seguido del Testaruda de Juan Pablo Rompeltién con 27, el Marina Rubicón II de Rafael Lasso con 35 y el Sorondonguillo de Alfredo González con 37 puntos. Tras ellos hay un amplio hueco en la clasificación, con embarcaciones con mínimas opciones de entrar en los puestos de podium.

Con la disputa de una regata en la próxima jornada, habría que hacer un descarte y mucho podrían cambiar las clasificaciones. Una última jornada que se disputaría el fin de semana del 22 de junio, y nuevamente en la bahía de Arrecife.