52 Super Series

«Luna Rossa» se despide de las 52 Super Series ganando la Valencia Sailing Week

La falta de viento suspende la última jornada y los italianos consiguen su segundo triunfo de la temporada

ValenciaActualizado:

Luna Rossa del armador italiano Patricio Bertelli se proclamó ganador de la 52 Super Series Valencia Sailing Week. El barco italiano fue el gran beneficiado de la falta de viento en la playa de La Malvarrosa ya que al no poderse disputar ninguna manga hoy los resultados se mantuvieron de la jornada anterior. El podio de la competición que cierra la temporada de 52 Super Series lo completaron el Quantum Racing de Doug DeVos y el Platoon de Harm Müller-Spreer. La entrega de premios de la regata se realizó en el Veles e Vents de la Marina de Valencia.

La falta de viento también dejó intacta la clasificación de la temporada 2018 del circuito. Como ya quedó evidente ayer, el Quantum ha sido el claro dominador de la competición al terminar con 37 puntos de ventaja sobre el Platoon, segundo, y el Azzurra de la Familia Roemmers. Estos dos barcos han quedado empatados a puntos después de haberse disputado 42 pruebas en los cinco eventos de la temporada. El desempate se ha producido porque Platoon ha obtenido mejor resultado en la regata de Valencia que el Azzurra. Esto demuestra la igualdad de la flota y que en las 52 Super Series cada punto cuenta, cada error se paga muy caro. Si no que se lo digan a Guillermo Parada y a su tripulación del Azzurra que sin ir más lejos con su noveno puesto en la última regata de ayer han visto como por primera vez en la historia de la competición quedan en tercera posición de la temporada. Siempre habían sido primeros o segundos. Hasta hoy en Valencia.

Luna Rossa se despide de las 52 Super Series a lo grande. Con una victoria en la última regata que se suma a la que consiguieron en junio en Zadar (Croacia). Los italianos se han unido a la mejor regata del mundo para barcos monocascos para seguir progresando como tripulación de cara a la Copa América de 2021 en Nueva Zelanda. Y se marchan contentos ya que han sido capaces de introducir en el equipo a jóvenes regatistas italianos que estarán en la cita austral. Pero pese a haberse repartido las cinco victorias de la temporada con el Quantum Racing hay un dato muy relevante que habla de la igualdad y la exigencia que tienen las 52 Super Seriesy es el hecho de que no han sido capaces de llegar al podio final de la temporada ya que Quantum, Platoon y Azzurra, más experimentados en esta competición, les han superado.

Quienes también lo celebraron por todo lo alto hoy en Valencia fueron los regatistas del Platoon en el que compite el valenciano Pepe Ribes. Los alemanes han repetido lo que parecía una hazaña imposible y que ya consiguieron el año pasado. Su patrón es su armador Harm Müller-Spreer y no un caña profesional como es el caso de Barker (Quantum), Parada (Azzurra) o Bruni (Luna Rossa). Con este condicionante, desbancar de la segunda posición final de la temporada a uno de los dos grandes. Y este año probablemente aún ha tenido más mérito la hazaña teutona ya que esta temporada había dos equipos de la próxima Copa América. La próxima temporada seguirán llevando el dorsal 2 en las 52 Super Series lo que para ellos es un motivo de máxima satisfacción profesional.

Las 52 Super Series echan el telón por esta temporada. En 2019 la competición comenzará en mayo en Mahón y pasará por Puerto Sherry, Cascáis, Puerto Portals y Porto Cervo.

Terry Hutchinson, táctico del Quantum Racing, dice: “Ha sido un momento que llevamos esperando desde el final de la temporada pasada. No ganar el título en 2017 nos unió más como grupo y todos nos conjuramos para ganar esta temporada. Y lo hemos hecho. Y eso que tuvimos un año complicado con la tardía construcción del barco, pero con una temporada muy consistente hemos sido capaces de ganar la temporada. Ha sido un año muy bueno con un trabajo muy bueno de organización de equipo. Y luego en el agua Dean ha hecho un buen trabajo. También fue muy bueno ganar el Mundial de Cascáis en el que pusimos mucho trabajo y era nuestro objetivo del año junto con el título de la temporada. Hemos conseguido los dos grandes objetivos, por lo que estamos muy contentos”.

Cuando se le pregunta por Doug DeVos, el armador que perdió recientemente a su padre y que no ha podido estar en Valencia, el táctico se emociona, llora y dice: “Él es nuestro hombre. Lo es todo para nosotros y sabemos que está teniendo un momento muy complicado por la muerte de su padre y estamos todos con él. La victoria que conseguimos con él a la caña en Portals es el momento más importante del año. Doug es una de esas personas que está comprometida con el deporte de la vela y ganar una regata con él llevando la caña, para nosotros siempre es algo muy especial. Este triunfo va para él. Sólo tengo palabras de respeto y halago hacia él”.

Pepe Ribes, piano valenciano del Platoon, explica: “Es un exitazo para nosotros. No tenemos que olvidar que los rivales son equipos de Copa América con conductores profesionales. Y ganarles nosotros con un armador que no es profesional tiene mucho mérito. Nuestro jefe no se dedica a navegar todos los días como los profesionales por eso ganar a un equipo de Copa América es algo muy importante. Un resultado increíble para nosotros otra vez. Para dar un paso más adelante hay que entrenar mucho y gastarse mucho dinero. Sabíamos que en Valencia en septiembre es un mes más difícil de viento a final de septiembre y más con la gota fría anterior, porque cambia el escenario aquí. Es algo normal, si fueran de abril a agosto tendríamos garantizados el éxito de viento. Tiene mucho mérito mantener el numero dos en la proa el año que viene es un exitazo tener a Luna Rossa y Azzurra”.

Vasco Vascotto, táctico del Luna Rossa, manifiesta: “Yo quería navegar hoy y quería hacer dos mangas; la mala suerte es que fue muy flojo el viento y era imposible navegar antes de las tres. María Torrijo ha hecho un gran trabajo toda la temporada. Nos vamos de Valencia con una regata muy buena que merecimos ganar. Hemos hecho algún error, pero hemos navegado muy bien. Lo importante aquí es navegar consistente. Hemos aprendido como grupo a pasar momentos buenos y malos y eso es muy importante es este deporte. En mayo cuando no esté en Mahón me voy a poner a llorar un poquito. Esta es la parte triste. El año pasado la parte más triste fue dejar a la familia de Azzurra, a mucha gente a la que quiero mucho, y ahora dejo a los ‘primos’ que son los demás equipos. El circuito está en muy buena forma y estoy contento de haber aportado un poquito a que las 52 Super Series sea ahora un poco mejor. Hemos hechos muchos altos y bajos porque somos un equipo nuevo que tiene calidad y potencialidad, pero hemos penalizado haciendo errores. Ahora estamos listos para competir en las 52 Super Series, pero se ha terminado. Nos veremos en un futuro…”

Guillermo Parada, caña del Azzurra, sostiene: “Lógicamente es muy fácil buscar puntos que perdimos en la temporada y también esta semana, pero creo que cuando pase algo de tiempo y hagamos un balance de la temporada, veremos que fuimos de menos a más y que perdimos muchos puntos en Croacia y que lo terminamos pagando esta semana. Una pena también la última regata de ayer en la que perdimos una gran oportunidad, pero es lo que es difícil de empatar la temporada y perder por desempate sin tener la posibilidad de pelear hoy en el agua esa posición. Pero el año pasado fue al revés y nos favoreció a nosotros la cancelación del último día. Ahora nos toca estar del otro lado La vida es así hay que aceptarlo, dejar pasar un tiempo, hacer balance, aprender de los errores y volver más fuerte el año que vienen. Lo lindo del deporte es que uno puede aprender de los errores y con suerte disponer de una oportunidad más”.