Sergio W. Smit - Poniendo la proa

La burbuja de las agencias de charter náutico online

Estallará gracias a nuevos modelos de negocio donde el cliente y armador ganarán, produciendo la desaparición de la agencias

Sergio W. Smit
Denia (Alicante)Actualizado:

El charter náutico ha ido evolucionando a lo largo de las décadas hasta llegar a un nivel de socialización que pocos llegaban a pensar. En la década de los noventa, el charter náutico estaba compuesto por un pequeño grupo selecto de clientes que básicamente contaban con dos características, dinero y amor por el mar. Ese germen fue creciendo llegando al nuevo milenio donde se marcó un cambio de tercio que trajo consigo la popularización del alquiler de veleros para su uso vacacional, pasando del concepto de armador que se llevaba a su familia o invitaba a sus amigos a pasar unas vacaciones exclusivas a un modelo donde un grupo de amigos, poniendo trescientos euros cada uno podían pasarse una semana espectacular en el mar incluyendo transporte y alojamiento.

Eso animó el sector generando un efecto llamada, proponiendo las nuevas fórmulas de charter náutico que ahora conocemos. En ese proceso, las agencias de charter empezaron a aparecer con el objetivo de organizar y asesorar a ese cliente neófito en el mundo del mar, llevándose un trozo del pastel, por un valor añadido tangible. Pero con esta socialización del charter náutico e internet, las agencias de charter tradicionales se encontraron con un nuevo modelo que parecía iba a cambiar la comercialización del alquiler de barcos a nivel mundial.

Pero la realidad es que a poco que se rascara, se veía rápidamente que el modelo de contratación online no iba a funcionar por varias razones, que darían para un debate más largo, pero que han hecho que esta nueva oleada de agencias de charter online sean simplemente agencias tradicionales camufladas que ya no aportan nada y que basan su modelo de negocio en dar una imagen de grandes y novedosas startups con grandes inversiones que lo único que están consiguiendo es dilapidarse ellas mismas. Comenzamos a tener ejemplos de caídas monumentales y en no mucho tiempo veremos algunas más de las que ahora se tildan como líderes,

donde sus socios capitalistas lo único que están pensando es en como vender la vaca lo más rápido posible antes que adelgace. Las agencias de charter han pasado de ser una herramienta útil para clientes y empresas de charter a meros intermediarios que en más casos de los que me gustaría se han especializado en la extorsión a los que les dan de comer. Pero esa burbuja generada en los últimos años estallará gracias a nuevos modelos de negocio donde el cliente y armador ganarán, produciendo la desaparición de la agencias de charter náutico tal y como las conocemos hoy en día. Internet es un medio prodigioso, al mismo tiempo que cruel, y no hace más que poner en su sitio a todos los interlocutores, llevando al vagón de cola a los que no aportan y poniendo en primera clase a los excelentes.

Sergio W. SmitSergio W. Smit