Ricardo Carracedo

"La vela sevillana va a seguir dando que hablar"

Con los Juegos de Tokyo ya en el horizonte, el entrenador andaluz y director técnico del Club Náutico de Sevilla augura un presente y un futuro de éxitos

SevillaActualizado:

Ricardo Carracedo (Sevilla, 9-11-1963) iniciaba el pasado verano su segunda etapa en el Club Náutico Sevilla, en la que desempeña las funciones de director técnico. Su experiencia en primer lugar como regatista de las clases Optimist, Cadete, 420, TDV y Catamarán, con cuatro coronas nacionales y un bronce europeo en su palmarés, y posteriormente como entrenador del equipo nacional en distintas modalidades le avalan en el cargo. Así lo corroboraba hace unos días la Federación Andaluza de Vela al otorgarle el premio de técnico del año 2016. Bajo sus directrices y a caballo entre la dársena de la capital hispalense y las aguas de Puerto Sherry, en la bahía de Cádiz, el objetivo no es otro que dar forma y pulir a las promesas de la vela local para llegar incluso a representar a España en los Juegos de Tokyo 2020, además de garantizar la cantera y la actividad de la sección con los socios del club hispalense.

-¿Contento con el reconocimiento de la Federación Andaluza?

-Claro que estoy contento y agradecido con los que me votaron y con las muchas muestras de cariño que me han transmitido por el reconocimiento.

-Detrás hay mucho trabajo en la sombra que al menos sale a la luz con este galardón.

-Mucho trabajo en la sombra, muchas horas de entrenamiento con los chicos para alcanzar los éxitos de estas temporadas y mucho trabajo de planificación de entrenamientos y competición, y con mucha inversión en material, entrenamientos y competición.

-Y desde el pasado verano, director técnico de la sección de vela del Náutico Sevilla.

-Hemos querido ordenar de forma más eficientes los equipos, y seguimos en ello, tratando de contar con los socios para conformarlos. Estamos en una fase de mejora de la gestión del material y de mejora de nuestras instalaciones, tanto en la dársena como en El Puerto de Santa María.

-La camada de nuevos regatistas promete ¿Cuáles son los nombres a tener en cuenta esta temporada?

-Entre los que intentan entrar en los equipos preolímpicos tenemos a Miguel Moncada en Láser Estándar, Ana Moncada en Láser Radial, Borja y Blanca Carracedo en RS:X masculino y femenino, además de Marina Alabáu y Blanca Manchón, que no se entrenan con nosotros pero que regatean por el Club. También tenemos opciones de clasificar a Aurelio Terry o Fernando Samalea para la Olimpiada juvenil de Argentina 2018.

-¿Y en el futuro próximo?

-Tenemos a varios niños de Optimist que podrían llegar en un futuro a hacer grandes resultados, como los hermanos Carlos y Luis Parejo, los Moreno, Tatiana, Guillermo y Jaime: Miguel Muñoz y Susana Ridao. Y en Techno sub15 a Manuel Buzón y Dani Sánchez, así como a Arturo Martínez en Láser.

-El gran objetivo son los Juegos Olímpicos, la meta soñada por todo deportista, ¿no?

-Todos tienen esa meta, pero los que están más cerca hoy día de entrar en los equipos preolímpicos y crecer en ellos son Ana Moncada y Borja Carracedo.

-Está claro que la vela sevillana va a seguir dando que hablar.

-Por supuesto que vamos a seguir dando que hablar. Queremos llegar con los Optimist bien preparados a la Copa y el Campeonato de España, con el objetivo de llegar con alguno al equipo nacional. Con los juveniles, de las ocho categorías que corremos queremos ganar en la mitad y hacer podio al menos en otras dos en los Campeonatos de España. Y de los que intentan entrar en el programa olímpico ya los he mencionado antes.

-¿Qué proyectos tienen en mente para promocionar aún más la disciplina?

-En breve vamos a empezar a hacer cursos de adultos para los socios entre semana, teniendo embarcaciones a su disposición para que practiquen vela en el río. Además, seguimos completando con infantiles nuevos los equipos de iniciación a la competición y optimizar la gestión del material de la sección para mejorar el rendimiento deportivo. Por último, queremos dar más a conocer entre en el cuerpo social nuestro trabajo para que lo puedan poner en valor.