Ana Martínez
Entrevista a José María Ponce

«El proyecto Maserati nos engancha a todos»

«Hemos tenido una Federación Española "profesional", que ha sido una vergüenza»

MadridActualizado:

José María Ponce es uno de los cañas más finos de ESpaña. Es hijo de un gran piloto de rallyes, Pepe Ponce. Siempre ha estado ligado a la vela canaria. Patrón indiscutible de los barcos de regatas del equipo de Puerto Calero. Ponce marcó una época en la manera de llevar un equipo. Fue uno de los primeros españoles en "moarle la oreja" a gran Russell Coutts, y el primero en España en patronear un barco de la clase RC 44. Puerto Calero fue su "pista de despegue" capitaneando un equipo de jóvenes canarios, que dieron mucha gloria a las islas y a España.

_Después de la MedCup y de los RC44, ¿que ha sido de ti deportivamente hablando?

_Fueron unos años muy intensos (2007-2012) y tocaba volver a Gran Canaria, estar con mi familia y retomar mi vida profesional. Tengo la suerte de poder dedicarme a lo que me gusta que en definitiva es la vela en todas sus versiones (Rigging, velería, cabullería, acastillaje, electrónica de barcos etc. Así que en estos años principalmente he visto la vela desde otra perspectiva que me ha servido para poder ser un regatista más completo de lo que era en aquellos años. En cuanto a regatas, he tenido la suerte de que cada año han contado conmigo en algunos proyectos para participar en regatas en Sudamérica, Inglaterra, Portugal y España pero nunca me he planteado un proyecto a largo plazo porque realmente ahora mismo no dispongo del tiempo necesario para poder estar al 100%.

_¿Cuánto ha cambiado la vela desde entonces?

_Mucho, principalmente en cuanto a la vela de cruceros de alto nivel se refiere o por lo menos en cuanto a lo que para mí es y será siempre la principal referencia, Copa América y el World Match Race Tour. Los barcos voladores están de moda, principalmente los catamaranes voladores. Mi última campaña olímpica fue en la clase Tornado de la cuál me retiré en 2004 para comenzar fuerte con el Match Race que es realmente mi modalidad preferida. Este boom de catamaranes voladores+match race me llega tarde, unos 12 años tarde. Estoy seguro de que hubiera intentado llevar mi carrera profesional por esta rama de la vela tan espectacular.

_ Todas aquellas regatas han pasado de ser regatas de altura a ser regatas de club, ¿por qué?

_Siempre podemos decir que ha sido por la crisis económica en la que nos hemos visto inmersos en los últimos años y seguro que gran parte de culpa nace de ella, pero mi opinión es que unido a un momento tan complicado hemos tenido una Federación Española de Vela "profesional" que ha sido una verguenza.

_¿Cómo fue aquella primera regata de RC44 que disputasteis ante los mejores del mundo?

_Competir con los mejores del mundo siempre motiva mucho y te hace dar lo mejor de ti. Cuando mirabas la lista de enfrentamientos en el "match race" y veías nombres como Russel Cutts, Dean Barker o Paul Cayard impresionaba mucho a priori pero ya en el agua esto pasaba a un segundo plano y creo que siempre se nos dieron bien este tipo de regatas complicadas cuando ya tuvimos el barco controlado. La primera regata de RC44 que hicimos recuerdo que fue muy complica porque el barco tiene sus trucos.

_¿Imaginaste alguna vez que ibas a competir contra Coutts en un "match race"?

_Nunca, cuando la familia Calero se decidió a dar el salto a los RC44 fue una gran alegría. Estaban los mejores regatistas del mundo, se navegaba en "match race" que es lo que más me gusta......Se me presentó una oportunidad única y la disfrutamos al máximo.

_¿Qué aprendiste en aquella época?

_En aquella época éramos un equipo joven, con mucho talento y mucho que mejorar. Sinceramente creo que de todos aprendimos algo pero sobre todo me quedo con lo aprendido en cuanto a tener un método de trabajo específico. Creo mucho en la organización del equipo pre y post regata, análisis de datos y estudio de las mejoras de rendimiento en todos los aspectos posibles.

_¿El GP42 pudo ser el barco que necesitaba la flota española?

_Sí, pero también lo pudieron ser otras clases con reglamentos menos abiertos a mejoras año tras año como pudo ser el Soto 40. El error fue precisamente no ir todos a una y al final pasó lo que pasó y no se implantó ninguna clase accesible y con proyección de futuro. El gran éxito de clases como los RC44 es que todos los barcos son iguales y el barco te puede durar 10 o más años en perfecto estado.

_¿Por qué los armadores no apostaron por él?

_Por lo cometado anteriormente. El reglamento del GP42 era como el de TP52. El reglamento te permitía jugar entre unos máximos y unos mínimos en cuanto a diseño de construcción de barco y esto provocaba que cada año que se construía un barco nuevo éste venía con muchas mejoras y era casi imposible de batir. Creo que éste fue el gran error de la clase, los barcos tenía que haber sido monotipos, todos iguales.

_¿Cómo definirías la nueva modalidad de la vela con foils?

_Espectacular y muy atractivo para el público en general.

_¿Crees que los foils acabarán con las competiciones tradicionales?

_Espero que no, debería de haber espacio para todas las modalidades. Las navegación con Foils y sin foils es tan diferente que son perfectamente compatibles. Espero que los Kiwis ganen la Copa América y vuelvan a los monocascos, entonces quizás veamos muchas embarcaciones con foils en venta en los próximos años.

_¿Cuantas Copas del Rey has ganado?

_El año pasado con Maserati fue la primera vez. Ganar la Copa no es nada fácil.

_¿Navegar con un gran equipo en ORC, no es bajar un escalón?

_En absoluto y aún menos si es con el proyecto Maserati. Este equipo es diferente, tiene algo especial que nos engancha a todos cada año y ya es el tercero consecutivo.

_¿Sería más interesante competir en algún monotipo?

_Cada clase tiene su encanto y en estos tres últimos años le he cogido un poco más de cariño al ORC, pero mi opinión personal no ha cambiado y prefiero que las regatas las ganen las tripulaciones y no los barcos. Normalmente en cualquier clase los ganadores siempre navegan muy bien, pero siempre quedará la duda de si alguna tripulación de mitad de tabla clasificatoria hubiera podido luchar por ganar con un barco igual.

_¿No te atrae la vela oceánica?

_No, es una especialidad que no me gusta

_¿Qué regata te gustaría hacer que no hayas hecho?

_A pesar de mi respuesta anterior me atrae la Sidney Hobard, es una regata que no es muy larga aunque sí muy dura.

_¿Qué me cuentas de la vela canaria?

_Creo que el regatista canario siempre ha destacado y espero que siga destacando en el futuro, pero creo que estamos en una época complicada, con poco o ningún apoyo federativo y esto hace que los clubs, padres o los propios regatistas tengan que hacer muchos esfuerzos para estar a un buen nivel nacional-internacional. Esto supone que si antes teníamos 20 perlas ahora tengamos 8 y esto no es bueno. En cuanto a los menos jóvenes, el mundo de la vela sigue contando con muchos regatistas canarios en muchos proyectos diferentes. Sin ir más lejos y hablando a nivel nacional, en el pasado trofeo Conde de Godó me quedé impresionado con la cantidad de canarios presentes. En el podium de la clase J80 había 7 canarios y entre los 4 primeros de ORC habían unos 15 canarios.