Copa del Rey Mapfre

Javier Sanz: «La Copa del Rey vive el mejor momento de su historia»

«Estamos muy agradecidos a la Familia Real por todo lo que nos ha dado»

PalmaActualizado:

El máximo mandatario del Real Club Náutico de Palma rezuma optimismo y es que según las circunstancias actuales de la Copa del Rey Mapfre, es para estarlo. Con una flota de más de 150 unidades y doce clases en cinco campos de regatas, el Real Club Náutico de Palma quiere volver a organizar la regata más importante del Mediterráneo, como ya lo hizo en la década de los noventa.

¿No es contraproducente seguir aumentando barcos y clases?

Si creyéramos que es así, no lo haríamos. Hace años apostamos por una fórmula abierta y multiclase. Bajo este modelo la Copa del Rey Mapfre está viviendo su momento de mayor esplendor, en número, en calidad y en países. No es contraproducente, es todo lo contrario. Eso sí, será muy difícil, por no decir imposible, que podamos superar el listón de 156 barcos de este año, porque el puerto no tiene más cabida.

Con tanto Swan, reyes indiscutibles de la Copa del Rey Mapfre, ¿se ha pensado dar alguna salida conjunta en el mismo campo de regatas?

No. Son barcos distintos, de esloras distintas (de 42 a 50 pies) y características distintas. Y todos ellos corren en tiempo real. Los Swan son monotipos. No tiene ningún sentido darles una sola salida. Tampoco entiendo qué ventaja tendría hacerlo.

¿Qué motivos hay para que la Copa albergue una clase de clásicos como es la 6M, si nunca lo había hecho?

Los 6M han renacido como clase en el norte de España. Hay doce unidades inscritas, en una de ellas navega el Rey Juan Carlos, con el que el Real Club Náutico de Palma y la Copa del Rey Mapfre siempre estarán en deuda, y creemos que es una flota que tiene competencia y dará sin duda un buen espectáculo.

¿Tendrán continuidad, o solo es el sueño de una noche de verano?

Su continuidad, como la de cualquier otra clase, dependerá del interés de los armadores y la decisión del Comité Organizador.

¿Qué aportan los GC 32, a parte de un gran campo de regatas exclusivo?

¿Me pregunta qué aporta a la Copa del Rey Mapfre una clase de catamaranes con foils en la que compiten algunos de los mejores regatistas del mundo, como Ben Ainslie? Ya ve que yo me planteo la misma cuestión de una manera muy distinta. Estamos muy orgullosos de haber abierto la puerta al GC 32 y no descartamos hacerlo a cualquier otra embarcación que reúna unas características similares. Su campo de regatas ha de ser necesariamente exclusivo porque estos catamaranes triplican en algunos casos la velocidad máxima de muchos de los demás barcos. Como comprenderá, no es un capricho, sino un criterio técnico. Por cierto, este año contaremos con cinco campos de regatas que ocupan 30.000 hectáreas. Nunca se había visto algo igual en la Copa del Rey Mapfre.

¿Por qué no se llega a un acuerdo con los TP 52 para que integren uno de sus eventos en la Copa del Rey Mapfre?

Como le he dicho antes, para que una clase forme parte de la Copa del Rey Mapfre se han de dar dos condiciones: que los armadores quieran venir y que el Comité Organizador lo apruebe. Luego se tiene que alcanzar un acuerdo que sea aceptado por las dos partes. Los TP 52 han estado en la Copa del Rey Mapfre varias veces y eso podría volver a ocurrir en el futuro. En cualquier caso, este año hay seis unidades de TP 52 que competirán en la clase IRC.

¿Estamos convirtiendo la Copa del Rey en una Palmavela?

PalmaVela es otra gran regata organizada por el Real Club Náutico de Palma, la que abre la temporada de cruceros en el Mediterráneo y yo me atrevería a decir que la segunda mejor de España. Es distinta de la Copa del Rey Mapfre en muchos aspectos, pero es evidente que las sinergias existen. Los Maxis volvieron a la Copa del Rey Mapfre porque antes testaron nuestra capacidad organizativa en PalmaVela.

¿Cuál cree que va a ser este año la clase estrella?

Usted entenderá que como presidente del Comité Organizador no tengo clases favoritas. Para mí es tan importate un J80 como un Maxi, un ORC como un Swan 50, un 6M como un Maxi 72… Lo de elegir clases «estrella» no es algo que corresponda a la organización.

¿Qué va a significar tener a dos Reyes de España pujando por el trofeo?

Un inmenso honor. No por parecer repetitivos debemos dejar de recordar lo que la Familia Real ha hecho por la Copa del Rey Mapfre, por el Real Club Náutico de Palma, por Mallorca y por el deporte de la vela. Les debemos gratitud y nos sentimos muy honrados de que nos sigan brindando su cariño.

¿La posible presencia del Rey Emérito y Felipe VI juntos de nuevo en la regata, volverá a dar el brillo que la Copa del Rey Mapfre tuvo antaño?

Todos los indicadores, tanto deportivos como económicos, demuestran que la Copa del Rey Mapfre vive ahora el mejor momento de su historia. No tenemos necesidad de recurrir a la nostalgia para encontrar nuestro brillo, aunque, como ya le he comentado hace un momento, la presencia inédita de los dos reyes supondrá, de producirse, uno de los hitos de la regata. Estamos muy ilusionados.

Creo que en octubre de 2019 termina su mandato como presidente del Real Club Náutico de Palma, y por estatutos ya no puede repetir otra legislatura. ¿Dejará también la organización de la Copa del Rey de 2020?

El Real Club Náutico de Palma es una entidad con gran tradición democrática. Desde los años 90 ningún presidente puede repetir más de dos mandatos. En 2019 termina mi ciclo como presidente. Habrá elecciones y los socios decidirán el futuro del club, como ha sido siempre. Entienda que yo no me puedo adelantar a lo que ocurra a partir de ese momento, entre otras cosas porque no lo sé.

¿Se acercan los 40 años de la regata, concretamente en el año 2021, tiene pensado ya algo para celebrar esa efeméride?

Yo no tengo nada pensado, pero seguro que quien esté al frente de la Copa del Rey Mapfre lo celebrará como corresponde.

Dado el alto nivel que se encuentra la regata en estos momentos, hay barcos que tanto por nivel como por currículum, no merecen estar en la salida, ya que entre otras cosas lo único que hacen es entorpecer la dinámica de la propia regata, ¿Para cuándo una solución a este grave problema?

No comparto ese diagnóstico. Este año hemos tenido que dejar barcos fuera por falta de espacio y muchos eran dignos de estar en la Copa del Rey Mapfre.