Benneteau celebra un punto ante Feliciano - afp
FRANCIA6667
1234
ESPAÑA1276
COPA DAVIS

España entrega su corona

Feliciano López y Verdasco reaccionan tarde y la campeona queda eliminada

CLERMONT FERRAND Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Malheridos después de la desastrosa jornada del viernes, con un 2-0 en contra tras las derrotas de Ferrer y Verdasco, los españoles necesitaban una gesta nunca antes lograda por la selección, pues desde que en 1981 funciona el actual formato no ha sido capaz de remontar semejante desventaja. Tampoco será ahora, pues ha recibido el certificado de defunción después de un partido de dobles cuyo inicio fue para olvidar, realmente calamitoso y únicamente salvado por el arreón de orgullo final. Fernando Verdasco y Feliciano López cayeron ante Michael Llodra y Julien Benneteau por 6-1, 6-2, 6-7 (6) y 7-6 (5) en tres horas y cinco minutos. [Narración]

Por la vía rápida, España está eliminada de la Copa Davis. La campeona de las dos últimas ediciones, instalada en el paraíso de Mar del Plata (2008) y de Barcelona (2009), entrega su corona en los cuartos de final después de ser arrollada por Francia en Clermont-Ferrand. España llevaba tres años y tres meses sin perder una eliminatoria, un hecho que ocurrió en Estados Unidos y que tampoco contó con la presencia de Rafa Nadal.

Verdasco y López llegaron una hora tarde y cuando se despertaron tenían una rampa empinadísima por delante, con dos sets abajo y sin constantes vitales. fueron una pareja desaliñada, cero cohesionada y entregados antes de hora. Nunca creyeron en el triunfo y fueron caricaturizados por unos rivales que, sin grandes exigencias, pasaron por encima como trituradoras. Ya en la primera manga, los franceses pusieron la directa aprovechándose de la indolencia de los españoles, que perdieron el primer servicio de Feliciano y vivieron cómodamente manteniendo el suyo. La cara de Albert Costa resumía a la perfección el bochorno.

Solventada la papeleta en 27 minutos a favor de los locales, el segundo parcial siguió por el mismo camino. Para empezar, Verdasco perdía su saque, una rémora irreparable. Y, para colmo, al resto eran incapaces de poner la bola en juego. Con 4-2, Feliciano entregaba su servicio después de dos dobles faltas, la sentencia. Ni una hora de juego y dos sets abajo.

El tercero llevaba el mismo camino, pero resurgió el orgullo español. Contrarrestó un break en contra y Verdasco y López resultaron vencederos en el juego decisivo. Sin embargo, en el cuarto les dio la espalda el destino (doble falta de Verdasco en el tie break) y se consumó la caída de libre de España. De este modo, Francia alcanzó las semifinales, un camino mucho más fácil de lo que podía imaginar cuando se sortearon los cruces. Lo que ocurra este domingo, jornada que incordia más que otra cosa y en donde todos estarán más pendientes del Mundial que de la supersónica pista de la sala Zenith, no sirve para nada.