WimbledonEl magistral tiro cruzado que se inventó Djokovic para salvar una bola de partido

Actualizado:

Lo tuvo en sus manos. Incluso lo llegó a acariciar. Roger Federer desperdició una ocasión de oro para levantar su noveno trofeo en Wimbledon, su torneo preeferido. El suizo desperdició dos bolas de partido con ventaja de 8-7 en el quinto set, una manga que acabó con tie-break tras alcanzarse el 12-12 que la organización dispuso como límite para seguir disputando juegos.

En ese momento, todos los focos apuntaban al veterano tenista suizo. Era el decimosexto juego del quinto set. Federer acababa de romper el servicio de Djokovic y estaba a centímetros de la gloria tras colocarse con 40-15 a su favor.

La primera de las bolas de partido la desperdicio con un fallo enviando la bola fuera. La segunda la perdió por una respuesta magistral de Djokovic, impasible el serbio ante la presión, respondió con un apabullante tiro cruzado de derecha que superó la subida a la red de Federer.

No celebró el punto ni hizo aspavientos Djokovic, quizá incrédulo de lo que acababa de hacer, un punto que levantó a toda la grada de la pista central y que alargó el encuentro unos cuantos minutos más.

El suizo acabó perdiendo su servicio y el partido continuó hasta ese tie-break con 12-12 en el que Djokovic, al igual que en el primer y en el tercer set, acabó venciendo.