WimbledonDjokovic y las Williams, ladrones de toallas

Solo el 20 por ciento de las más de 6.000 toallas son devueltas por los jugadores

Actualizado:

Novak Djokovic admitió que alguna vez ha simulado estar muy sofocado para poder llevarse toallas extras con la intención de regalarlas como recuerdos a sus amigos de vuelta a casa. «Dejo con antelación la mitad de mi bolsa de deporte vacía o incluso cojo una nueva para las toallas de Wimbledon», dijo el número uno de la ATP. «Hay muchas peticiones expresas de toallas de Wimbledon», por lo que el serbio aseguró coger una de más durante cada partido.

Pero Nole no es el único que lo ha hecho. A las hermanas Williams también les encanta hacerse con este «souvenir», especialmente a la menos de ellas. «Serena es una leyenda... (en hacer desaparecer toallas). Podría comprarse una casa», aseguró Goerge Spring, jefe de las pistas del All England. La mayor de las Williams, Venus, bromea con el asunto: «Tengo muchas en casa, desde 1997. Tengo algunas toallas de los chicos también. Se pueden cambiar en el mercado negro de toallas».

Cada jugador recibe dos toallas antes de comenzar un partido, toallas que debería dejar al terminarlos; algo que, obviamente, no se hace. Además, con cada reanudación, tienen dos toallas más. Este asunto se ha tratado en secreto durante años porque «imagínese a Serena Williams, si el juez de silla le dice que ha alcanzado su límite de toallas. Aparecería en todos los titulares», aseguró Sping.

Andy Murray, el favorito del torneo, también confesó haber recogido toallas para su esposa y amigos, y agregó: «Normalmente cojo una cada día y se las doy a alguien en mi equipo, pero a mi esposa también le gustan. Creo que son toallas de buena calidad».

Según el All England Tennis Club, solo el 20 por ciento de un total de más de 6.000 son devueltas por los jugadores, que se las llevan para reglar o coleccionar. Para erradicar esta desaparación masiva, la organización ha comenzado a repartir unas toallas blancas cada vez que piden alguna extra.

En la organización tienen la certeza de que «faltan» en toallas unas 130.000 libras esterlinas (unos 155.000 euros). Las toallas del torneo son 100 % algodón y miden 70 x 133 centímetros. Conseguirlas es tan fácil como acceder a la tienda oficial del torneo, frente al portón de la entrada 5 del All England, y pagar unas 29 libras (34 euros) por cada una de ellas.