La Caja Mágica hace de dormitorio de estos turismos
La Caja Mágica hace de dormitorio de estos turismos - Belén Díaz/De San Bernardo
Mutua Madrid Open

Un servicio para que todo marche sobre ruedas

Los coches oficiales del torneo están a disposición de jugadores, entrenadores, invitados y demás autorizados

MadridActualizado:

Un lujoso Mercedes espera a los profesionales y deportistas de élite del Mutua Madrid Open antes y después de los partidos para trasladarlos al hotel oficial o al aeropuerto. «Esa es la teoría. En la práctica, algunos nos piden favores especiales para que los llevemos a un domicilio particular o a un sitio concreto», cuenta a ABC Daily Óscar Tejedor, uno de los treinta coordinadores encargados de la puesta a punto de este servicio de transporte del evento. Solo está al alcance de la mano de unos pocos: jugadores, entrenadores, árbitros, personal del circuito ATP y WTA y una parte de la prensa. También tienen su plaza en estos suntuosos y exclusivos vehículos los invitados por la organización. Auténtico nivel para que disfruten de la competición sin tener que preocuparse de nada más.

A veces, Tejedor y sus compañeros tienen que ocuparse de llevar las raquetas de los tenistas a los encordadores para que tensen cuanto antes el arma que les hace alcanzar la gloria. Los más despistados incluso dejan olvidados sus móviles en los coches oficiales.

La flota está compuesta por setenta vehículos de máximo confort para asegurar que los profesionales queden satisfechos durante los trayectos. Un total de 140 conductores se encargan de acercarlos a la Caja Mágica. «Suelen ser estudiantes o desempleados. Pedimos dos requisitos: tener el carnet de conducir desde hace cinco años y tener más de 25 años. Intentamos que repitan el mayor número de personas de una edición para otra porque ya conocen las rutas», apunta Tejedor.

Los coordinadores trabajan sin descanso desde las siete de la mañana hasta una hora después del último partido de la jornada. Su función es atender las peticiones de los clientes tanto presencialmente en el mostrador del recinto como por teléfono o vía email. Utilizan una aplicación para organizar las reservas y así asignar los automóviles según las necesidades de los usuarios. «Tienes que estar despierto, porque como te distraigas un rato a alguno lo dejas en tierra», comenta Tejedor. Un trabajo duro, pero muy reconfortante que hace la vida más fácil a las estrellas de la pista y que contribuye a elevar el caché de uno de los mejores torneos de la temporada.