Adrián Menéndez-Maceiras
Adrián Menéndez-Maceiras - ATP

US OpenLa primera victoria de Adrián Menéndez-Maceiras

El español, de 31 años, alcanza la segunda ronda del US Open ante Kypson. Estrena su cuenta de triunfos en un Grand Slam, y es el tercero oficial de la ATP en su carrera

Actualizado:

Tiene 31 años, comenzó a ser profesional en 2005, se ha fogueado en pistas de medio mundo, y acaba de ganar su primer partido en un Grand Slam. Es Adrián Menéndez-Maceiras, un marbellí que, con la misma edad que Rafael Nadal, protagoniza la cara B del tenis, del deporte de élite, la del esfuerzo sin casi recompensa, la de los torneos de eternas promesas porque la ATP está todavía un paso demasiado lejos y el circuito es demasiado caro.

El tenista, 148 del mundo, alcanza la segunda ronda del US Open después de superar la fase previa y al estadounidense Patrick Kypson por 6-4, 7-6 (9) y 6-1. Es la tercera vez que accede al cuadro final de un Grand Slam. Es su tercera victoria profesional en la ATP (excluidos challengers y futures).

Ejemplifica la dureza del tenis de élite, un deporte durísimo que solo otorga prebendas a quien consigue completar el puzle: talento, oportunidad, ahorros, sacrificio, constancia y un toque especial. Quizá lo que diferencia una carrera como la de Nadal con la que defiende con el mismo orgullo el tenista marbellí.

Cumple en el US Open diez años desde que intentara aspirar a jugar el cuadro final de un Grand Slam. Pero Pablo Cuevas, su primer rival en un torneo de esta categoría, le cerró el paso en la primera ronda de la fase previa. Su constancia lo hizo intentarlo durante esta década en la que las lesiones han tenido también su protagonismo. Pero Menéndez continuó valiéndose de su fuerza de voluntad y de llamar a las puertas del cielo hasta que encontró premio en 2012.

Su primera incursión en el cuadro definitivo llegó en Wimbledon. Su primer partido de entidad después de superar a Jan Hernych, Joao Sousa e Iván Navarro. Una primera ronda que, a pesar de la derrota ante Michael Russell, era una victoria moral. Perseveró hasta que volvió a ver su nombre en ese último cuadro en el Abierto de Australia de 2013. Y le puso las cosas difíciles a Jeremy Chardy (6-7 (5), 7-6 (3), 2-6 y 1-6. Otra vez ya en entre los grandes.

El dicho de «a la tercera va la vencida» se ajusta al tenista andaluz, pues tras caer en la fase previa de los 18 Grand Slams siguientes, en el US Open ha vuelto a encontrarse entre los mejores. Superados los tres primeros encuentros, en el cuadro final se midió al invitado por la organización Patrick Kypson, a quien ganó por 6-4, 7-6 (9) y 6-1. En la siguiente ronda se medirá con el ganador del Henri Laaksonen-Juan Martín del Potro. Pero Menéndez ya ha ganado su propio Grand Slam. Se llevará el premio de la ronda, una motivación más para seguir en el planeta tenis. Con 31 años, el otro Nadal.