Moyà y Bruguera, al fondo, observan a Nadal - EFE

Copa DavisNadal y Ferrer dan un paso al frente

El balear, que se siente competitivo, y el de Jávea, juntos de nuevo para luchar por la semifinal de la Davis contra Alemania

ValenciaActualizado:

Rafael Nadal y David Ferrer lideran al equipo español de Copa Davis contra Alemania. En juego, un puesto en la semifinal, a solo dos pasos de la sexta Ensaladera. Han pasado siete años desde la última vez que el balear y el alicantino no coincidían como líderes en la competición tenística por equipos. Fue en 2011, en la final, contra Argentina. El quinto y, por el momento, último título conquistado por España. Hoy (a partir de las 11.30 horas), en Valencia, luchan por reverdecer aquellos laureles.

Es el regreso de Nadal al tenis. Por fin el balear en pista después de más de dos meses de ausencia, desde que tuviera que retirarse en los cuartos de final del Abierto de Australia. Una lesión en el psoas ilíaco le ha impedido mantener el ritmo competitivo, por lo que llega a Valencia con más ganas que juego y partidos. «Volver a la Davis es una motivación y una satisfacción, sobre todo con un grupo de amigos al lado. La semana se hace muy positiva. Para mí siempre ha sido emocionante jugar en casa. Tengo muy buenas experiencias de haber jugado enfrente de mi público», comentó el balear en el imponente Salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia, donde ayer se realizó el sorteo.

Contra Alemania y las dudas

Observó que ha ido entrenándose mejor día a día, aunque solo tiene so, entrenamientos, para valorar su recuperación: «Cuando estás en un proceso de lesión, tienes que ir probándote poco poco. Entrenarte y entrenarte. Y luego es hablar con Sergi [Bruguera, el capitán], que sabía desde el principio que quería estar aquí, pero que también estaba con la lesión. No soy muy bueno en matemáticas y no podría decir en qué porcentaje de recuperación estoy. Solo sé lo bien o lo mal que estoy entrenándome. Me siento preparado para competir».

Es consciente de que la eliminatoria es complicada. Enfrente, una Alemania que mezcla juventud y desparpajo con Alexander Zverev, y dureza y experiencia con Philipp Kohlschreiber, a quien se enfrenta el balear en el segundo turno de hoy, además de un dobles solvente con Tim Puetz y Jan-Lennard Struff. «Mañana [por hoy] es un día muy importante para la eliminatoria. Tenemos que empezar muy fuertes tanto David como yo porque puede marcar la eliminatoria. Estamos muy centrados en que eso ocurra. Ojalá empecemos bien», deseó el balear.

«Está todo muy igualado. Alemania tiene muy buen equipo y es uno de los favoritos para ganar la Ensaladera. Como ha dicho Rafa, arranco yo y hay que empezar bien», completó David Ferrer, encargado de inaugurar la eliminatoria y la arena de la Plaza de Toros valenciana. Un escenario que ya ha mostrado su calor y su color durante los entrenamientos del equipo. Ferrer, elegido por Bruguera por delante de Roberto Bautista, tratará de limitar el potencial cada vez más consolidado del líder del conjunto alemán. Un Zverev desatado por juventud y garbo que fue finalista hace unos días en Miami.

Baja de Carreño

España y Alemania se han enfrentado en 16 ocasiones, con diez victorias alemanas. No obstante, jugando en casa, son los españoles los que decidieron los tres últimos. Los números se rompen con las emociones que despierta siempre esta competición. Porque en 2009, el último choque, Marbella fue un impulso hacia la cuarta Ensaladera. Hoy, además, se reúnen de nuevo cuatro viejos amigos, experimentados y curtidos para dar un paso hacia el sexto título. Porque si Nadal y Ferrer intentarán sumar los punto individuales, mañana lo pelearán Feliciano López y Marc López en el dobles. Pablo Carreño fue baja de última hora ayer, después de que se resintiera de su lesión en un pulgar. Es Marc López quien lo sustituye, otro amigo que se une a la vieja guardia que intenta reverdecer los laureles del tenis español en equipo. Porque ya ha pasado mucho tiempo desde aquel último título de 2011, ante Argentina.