Carreño, durante un descanso en su partido ante Paire
Carreño, durante un descanso en su partido ante Paire - EFE

Copa DavisCarreño deja cojo al equipo español

El español afirma que la lesión que arrastraba se intensificó en el segundo set y que no cree que pueda recuperarse para el domingo

Actualizado:

Pablo Carreño se había entrenado bien durante la semana que el equipo español de Copa Davis ha estado preparando la eliminatoria en Lille. Ninguna señal de alarma de la lesión en el abductor del muslo izquierdo que lo obligó a abandonar el US Open antes de tiempo. Sin embargo, el cuerpo del asturiano reclamó atención y cuidados durante el partido contra Benoit Paire.

«Me ha empezado a doler al principio del segundo set. Y ha ido a más y a más y ya no he podido jugar el final del set y el tercero. Decidimos que jugaría porque no había notado nada en estos días, ni siquiera esta mañana. Por desgracia ha venido el dolor y no me he retirado, pero no he podido jugar», aceptaba apesadumbrado el español, que deja cojo al equipo.

También ha pesado la presión. Y esas opciones desaprovechadas para hacer doble break y ponerse 5-2 o con las dos opciones de set que no convirtió ni con 5-3 ni con 5-4. «No sé si me ha venido el dolor por eso, estaba jugando bien y sabíamos que Paire puede tener muy buenos momentos. Ha empezado remontando y ha acabado jugando muy bien. Incluso en el segundo set he entrado con opciones, pero el dolor ha ido a más y no he podido hacer nada».

Hablará con el doctor Cotorro y con el capitán, Sergi Bruguera, para decidir qué ocurrirá a continuación. Sin embargo, el asturiano fue sincero: «Es el abductor, lo mismo que tuve en el US Open y si en una semana y media no se ha corregido, difícilmente se va a pasar en dos días».