Novak Djokovic posa con el Premio Laureus
Novak Djokovic posa con el Premio Laureus - EFE
Pemios Laureus 2019

Así explica Djokovic a sus hijas por qué le reconocen por la calle

El tenista serbio agradeció el haber ganado el Laureus y aseguró que es el premio a su trayectoria el año pasado

Enviado especial a MónacoActualizado:

Novak Djokovic fue el ganador del Premio Laureus a 'Mejor Deportista Masculino' por su rendimiento durante el año 2018. En la rueda de prensa posterior a la gala, celebrada en Mónaco, el tenista serbio atendió a los medios y fue preguntado por varias cuestiones.

Tal y como ha comentado en alguna otra ocasión, Djokovic es un firme defensor de la «medicina natural», aunque respeta los «tratamientos convencionales». «Soy un gran creyente en la curación natural. Respeto la forma convencional de tratar una lesión, pero creo que la cirugía debe ser la última opción», aseguró.

Por ello, a raíz de la crisis deportiva que atravesó antes de vovler a ganar, se planteó incluso la retirada: «Me lo cuestioné todo, pensé en dejar el tenis y muchas otras cosas. Mi vida no tenía equilibrio. Sentía que me había fallado a mí mismo después de la operación. Me costó varios meses volver a encontrarme», confesó

Dentro de ese proceso de recuperación, su mujer Jelena tuvo un papel esencial, motivo por el cual el tenista se mostró visiblemente emocionado cuando le preguntaron por ella. Además, reconoció que haber pasado por malos momentos le ha hecho «descubrir la importancia de valorar otras cosas en la vida».

Por último, la anécdota de la comparececia se produjo cuando Djokovic confesó cómo explicaba a sus hijas que le reconocieran por la calle: «Bueno... A veces cuando voy por la calle y, por ejemplo, alguien me reconoce y me pide un autógrafo, mi hija me dice que "por qué te conoce". Le digo que a veces juego al tenis, salgo en la tele... Intento explicárselo, pero es díficl, aunque tambíen divertido», contó.