Tenios

El exentrenador de Naomi Osaka la demanda y pide un 20% de todas sus ganancias

La número uno del mundo recibió clases de Cristophe Jean desde que esta tenía catorce años

Actualizado:

La número uno del tenis mundial, Naomi Osaka, ha sido demandada por su exentrenador Cristophe Jean, quien asegura que la deportista debe pagarle el 20% de todo lo que gane a lo largo de su carrera, informaron este miércoles medios estadounidenses.

Jean impartió clases a Osaka cuando tenía 14 años después de que el padre de la tenista contratara sus servicios.

El exentrenador de Osaka alega que firmó un acuerdo con el progenitor de la tenista que especificaba que tenía derecho a recibir el 20% las ganancias que obtuvieran ella y su hermana, también jugadora de tenis, tanto por premios deportivos como por los patrocinios que lograran durante un periodo de tiempo "indefinido".

Según la denuncia que el exentrenador presentó esta semana en un tribunal de Florida (EE.UU.), el padre aceptó esa condición porque no podía pagar las cuotas de las clases a tiempo.

Además, Jean afirmó a la prensa que esa condición está reflejada en la copia del contrato adjuntada en la demanda.

Mientras, Osaka, que ahora tiene 21 años y se ha convertido recientemente en número uno del mundo con dos títulos del Grand Slam, ha solicitado los servicios de un prestigioso abogado de Nueva York, Alex Spiro, para hacer frente a la demanda.

Spiro, conocido como el abogado de las estrellas, ha calificado la disputa de "absurda", ya que la tenista, que por entonces era una adolescente, nunca vio ni firmó ese acuerdo.

"Si bien no es sorprendente que el ascenso meteórico de Naomi como icono y nueva inspiración internacional vaya acompañado de una falsa afirmación, este estúpido 'contrato' que Osaka nunca vio ni firmó, es particularmente absurdo", consideró Spiro en declaraciones recogidas por varios diarios deportivos.

Para el letrado, el contrato defendido por el exentrenador pretendía que la deportista "entregase una parte de sí misma con 14 años".

Osaka, hija de padre haitiano y madre japonesa y con doble nacionalidad, japonesa y estadounidense, juega en las competiciones internacionales con ciudadanía nipona.

Se convirtió en líder del tenis mundial tras su participación en el Abierto de Australia, en enero de este año, competición a la que llegó después de ganar en el Abierto de Estados Unidos a la icónica Serena Williams.