Djokovic
Djokovic - AFP

US OpenDjokovic se encara con unos aficionados

Gauff, Osaka y Serea Williams, triángulo de amor y odio

Carreño y Feliciano López dicen adiós

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Novak Djokovic ya está en octavos del US Open. Ayer despejó las dudas de su lesión en el hombro con una contundente victoria sobre Denis Kudla (6-3, 6-4 y 6-2) y ya está en octavos. Pero además de un buen partido, el serbio dejó impronta de su carácter, ese que ha suavizado en los últimos años, pero que no deja de ser parte de él.

Durante el entrenamiento previo al partido, Djokovic se encaró con unos aficionados que lo increparon desde la valla preguntándole cuándo se iba a retirar. El número 1 del mundo no pudo mantenerse al margen y se enfrentó a ellos. «¡Iré a buscarte!», soltó el serbio antes de que su equipo se lo llevara de allí.

Después, victoria de rabia y palabras quitando importancia al incidente. Solo quiere fijarse en Stan Wawrinka, su próximo rival. «Es un gran tipo, entrenamos mucho juntos, así que puede que gane el mejor, porque ambos nos conocemos muy bien, lo que significa que al final, el que mejor haga las cosas en la pista será el que se lleve el triunfo», alabó primero.

Pero hay una derrota ante el suizo que no se le va de la cabeza: «Tuvimos algunas grandes batallas a lo largo de los años en todas partes, pero particularmente aquí. Perdí contra él la última vez que jugamos en esta cancha, en la final en 2016 y eso es algo que siempre recordaré», advirtió. Djokovic saca las uñas.