Otra España para la sexta Davis
TENIS | COPA DAVIS

Otra España para la sexta Davis

Corretja capitanea ante Kazajistán a un equipo que mezcla experiencia e ilusión

ENRIQUE YUNTA
OVIEDO Actualizado:

España se azicala para la defensa de la corona, campeona de la Copa Davis hace un par de meses en Sevilla y renovada en un año de cambios que arranca este viernes en Oviedo. Para empezar, España se mide a Kazajistán, un desconocido de nombres impronunciables que incomoda precisamente por lo misteriosos que son, y lo hace con un capitán nuevo y con cuatro jugadores a los que se les abre las puertas de esta competición, tan épica y mística como molesta en el calendario.

Nicolás Almagro, Juan Carlos Ferrero, Marcel Granollers y Marc López acuden a la llamada de Álex Corretja, que suple a un Albert Costa que dejó el listón muy alto. Con el anterior seleccionador, España ganó dos Davis en tres años y ahora se antoja más complicado si cabe porque no están ni Rafa Nadal, ni David Ferrer, ni Feliciano López ni Fernando Verdasco, componentes de un equipo fantástico que quedará para siempre. Los tres primeros ya anunciaron que no tenían intención de competir al menos en las primeras eliminatorias, condicionado el año por los Juegos Olímpicos y una exigencia tremenda, y Verdasco arrastra molestias. El reto es ambicioso.

Corretja, campeón como jugador en la Copa Davis de 2000, brinda elogios a un equipo que mezcla experiencia con juventud, una combinación interesante para batallar en la tierra del Palacio de los Deportes de Oviedo. Desde el frío de la pista, lo supervisa todo sin perder detalle, capitán cuando toca y amigo en los momentos de descanso. "Este equipo es un privilegio y como capitán estoy más que satisfecho y contento de poder contar con ellos. El compromiso que han demostrado es total y ningún equipo en el mundo ha ganado la Copa Davis en febrero", insiste, precavido en las apuestas porque prefiere ir paso a paso.

Ha escogido a Nicolás Almagro y a Juan Carlos Ferrero para los individuales, mientras que Marcel Granollers y Marc López disputarán el dobles. Exige, ante todo, compromiso y esfuerzo, empeñado en transmitir con su mensaje lo que supone defender una bandera: "Si estamos aquí es porque estamos ilusionados y con ganas de jugar esta competición. Nadie te obliga a venir, jugamos por nuestro país y es un orgullo poder representarlo, eso es lo único que nos preocupa". No hay tiempo para lamentar las ausencias, la Davis empieza ya.

Kazajistán se presenta por segunda vez en el Grupo Mundial después de que el año pasado superara a la República Checa en primera ronda, un éxito mayúsculo para un país con poca tradición en el mundo de la raqueta. De hecho, los integrantes del equipo son rusos en su totalidad, aunque prefieren decir que nacieron en la Unión Soviética para evitar polémicas. Mikhael Kukushkin (61), Andrey Golubev (132), Yuriy Schukin (201) y Eugeny Korolev (297) son los representantes de este combinado que no renuncia a ser portada. "Podemos ganar", proclaman.

España asume con prudencia el favoritismo porque compite en casa, tiene a jugadores mejor colocados y lleva sin perder como local desde 1999 (en Lérida, contra Brasil). "Hay que demostrar esa superioridad, pero con prudencia", reclama Ferrero. El valenciano abre fuego contra Kukushkin antes de que Almagro desafíe a Golubev. El camino hacia la sexta Davis empieza en febrero.