Nuevo récord del mundo, con 1:41.09

Rudisha destroza el crono en la prueba de 800 metros

BERLÍN Actualizado:

El keniata David Rudisha batió ayer el récord mundial de los 800 metros en la reunión de Berlín, con un crono estratosférico de 1:41.09. El anterior récord llevaba trece años vigente, después de que el keniata nacionalizado danés Wilson Kipketer lo estableciera en 1:41.11 el 24 de agosto de 1997, superado ayer por una exigua distancia de dos centésimas.

Rudisha dominó la carrera de principio a fin y se impuso con claridad a todos sus rivales, hasta el punto de tener que enfilar los últimos 300 metros absolutamente en solitario. El keniata era una de las grandes atracciones del mitin berlinés, al que llegaba con la segunda mejor marca de todos los tiempos (1:41.51). Se pensaba que tarde o temprano batiría el récord de Kipketer, pero nadie había pronosticado que fuera a ser tan pronto, ya que sólo tiene 21 años. Además, la reunión de Berlín ya no forma parte de la Liga de Diamante, por lo que ha perdido algo de prestigio. El año pasado en el mismo escenario, en el Mundial, había caído eliminado en las semifinales por un error de estrategia, pero ayer se desquitó.

El también keniata Sammy Tangui hizo el trabajo de liebre y completó los primeros 400 metros en un estratosférico 48.65, para dejar luego a Rudisha solo ante su objetivo y a una distancia sideral. El que iba a ser ganador pasó los 600 metros en 1:14.54, momento en el que ya se veía claro que no competía en ninguna carrera contra los otros atletas que estaban en la pista, sino en una suerte de carrera psicológica contra sí mismo y el anterior «recordman» de la distancia, en su afán por establecer un nueva marca mundial. Al final, Rudisha entró con un mundo de distancia sobre sus compatriotas Boaz Kiplagat (1:44.34) y Abrahama Kiplagat (1:44.49), que completaron el podio.

Rudisha es el único atleta en activo que ha bajado de la barrera mágica del 1:42, algo que, antes de él, sólo habían logrado el citado Kipketer y Sebastian Coe, hoy presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Está por ver ahora si Rudisha podrá ir más lejos y romper la barrera del 1:41, cosa más que probable si se tiene en cuenta su edad —cumplirá los 22 años en diciembre.

En los últimos doce meses Rudisha había hecho ya registros de 1:41.51, 1:42.01 y 1:42.04, los cuales figuran en el «top ten» de todos los tiempos.