Vídeo: Carvajal: «Seguro que Isco acabará siendo importante»
Real Madrid

Solari, libertad para sentar a quien quiera

El Real Madrid apoya la potestad de decisión del entrenador para conseguir que el equipo gane y obtenga la regularidad perdida

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Real Madrid conquistó tres Champions consecutivas cuando Zidane actuó sin mirar nombres y alineó a los futbolistas necesarios para volver a ganar. El equipo blanco se encuentra hoy en una situación similar. La irregularidad, una enfermedad que también soporta el Barcelona, le ha impedido ganarse el respeto en la Liga, un respeto que sí mantiene en la Champions. El tropiezo de Moscú fue el ejemplo de la realidad de un conjunto que estaba mal preparado físicamente y que intenta alcanzar un estado de forma aceptable para volver a mostrar el potencial que posee. El caso Isco es el ejemplo de la libertad de acción que tiene Solari para sentar a jugadores consagrados que no rinden a su nivel.

Solari comenzó a realizar el cambio en Roma; la dirección deportiva le pide que no haga «alineaciones de vestuario» y tome decisiones importantes para salir del altibajo constante, bien en la Champions e irregular en la Liga

El entrenador comenzó el cambio en Roma, tras ser demasiado «político» con la alineación de Éibar, donde jugaron nombres que no están en forma. La dirección deportiva le pide que no haga onces «de vestuario» y tome decisiones importantes para salir de este altibajo constante.

El club apoya al entrenador en la asunción de medidas drásticas puramente futbolísticas que consigan el objetivo prioritario de la entidad: ganar y recuperar la regularidad que permita aspirar a la Liga y a la Copa de Europa con una confianza renovada en sus profesionales. El mensaje de la empresa es claro: el fin justifica los medios. La plantilla lo sabe, porque lo vivió hace dos años con Zidane.

Isco, propósito de enmienda

Isco ha sido la diana de la potestad que posee el técnico, pero hay otros jugadores que tampoco rinden como es habitual, consecuencia de un desgaste grandioso la temporada pasada y de una mala preparación en la era Lopetegui. Una involución física que Pintus intenta corregir actualmente a marchas forzadas, contra el reloj y en un calendario que no deja fechas para ejecutar una nueva pretemporada.

El centrocampista malacitano ha hecho borrón y cuenta nueva, propósito de enmienda y ha expuesto a las personas que conviven con él y a ciertos profesionales del club que desea volver a ser importante para el Real Madrid y olvidar su protagonismo por un litigio desagradable. Precisamente, él se quejaba, en su egoísmo como jugador, de observar a otros compañeros en el mismo estado de forma que él que sí eran titulares. Pero esos colegas de vestuario no demostraban una carencia de actitud que el andaluz sí enseñaba y que ahora quiere eliminar de su imagen. Francisco Alarcón no debe olvidar un refrán que se cumple históricamente: cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Varane, Asensio, Marcelo, Kroos y Bale están también en esa lista. La irregularidad de los seis no debe perpetuarse, porque el Real Madrid defiende que no puede volver a regalar la Liga en diciembre, como sucedió hace un año.

La dirección deportiva no realizó fichajes espectaculares el verano pasado porque deseaba dar la oportunidad de tomar el mando a Bale y Benzema, a la vez que apostaba por Marco Asensio. El delantero francés ha sido el único futbolista que respondió con una regularidad de rendimiento. Bale destacó en partidos como el de Roma, para desaparecer en Éibar. Y Asensio no ha aparecido.

Lucas, Ceballos, Llorente, Fede Valverde, Reguilón

Los dos se encuentran en situación de mejorar. El mallorquín perdió la titularidad que se le otorgó inicialmente. Bale, Kroos, Varane y Marcelo mantienen aún la primacía, pero deberán superar sus prestaciones pronto, porque el Real Madrid no puede esperar más. No admite perder más puntos en la Liga y quiere adjudicarse el Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes Unidos como punto de inflexión.

Hay jugadores que luchan por ganarse el sitio y protagonizar ese salto adelante. Solari cuenta con ellos para hacer el cambio si la situación no progresa. Los hechos son la mejor advertencia. El Real Madrid venció en Roma con Lucas y Marcos Llorente en el once titular. El extremo gallego es un referente con Solari. Fede Valverde también se encuentra en magnífica forma. Ceballos juega muy bien si le colocan en su posición de interior. Y Reguilón se ha ganado la confianza del entrenador como lateral izquierdo. Todos ellos aspiran a jugar y presionan a los titulares. Son candidatos a serlo. Hombres que buscan subrayar su nombre.