Real MadridZidane ya pensó en Luca cuando se negó a fichar a Kepa

Abortó el fichaje en 2018 para proteger a Keylor y no frenar la progresión de su hijo, hoy tercer portero

MadridActualizado:

El pulso en la portería del Madrid, ganado por Courtois en detrimento de Keylor Navas, ha llegado a su fin, pero eso no quiere decir que el culebrón haya terminado. Cerrado un melón, se abre otro, y nadie puede asegurar si será bueno, malo o regular, pero lo que es seguro es que dará mucho que hablar.

Desde el verano de 2016, cuando Keylor Navas estuvo de baja cuatro meses por una delicada operación en el talón de su pie izquierdo, que provocó la titularidad de Kiko Casilla, el Madrid decidió que en su plantilla tenía que haber dos porteros de máximo nivel para que no se debilitara el equipo. Por eso, primero De Gea, luego Alisson y por último Kepa fueron objetivos del club durante la primera etapa de Zidane en el banquillo blanco. En todos los casos, el francés consideró que ninguno de ellos era necesario y que con la dupla Keylor- Kiko tenía suficiente.

Chocó sobre todo a la cúpula del Madrid el caso de Arrizabalaga. En el mercado invernal de la pasada temporada, enero de 2018, el Madrid llegó a un acuerdo con Kepa y con el Athletic, para pagar 20 millones de euros por un gran portero de futuro que había rechazado renovar con su club y que afrontaba sus últimos seis meses de contrato.

La jugada era maestra. La veteranía de Keylor junto a la juventud de Kepa, para tener dos de los mejores guardametas del mundo, uno presente y otro futuro. Pero Zidane se negó en rotundo a traer a Kepa, esgrimiendo que no quería alterar el estatus de la portería. No era este el único motivo. Según ha podido saber este periódico, en su mente ya estaba Luca, hoy tercer portero y titular con el filial. Zidane creía que la llegada de Kepa sería un tapón para la progresión de su hijo, al que ahora le quiere de segundo portero para el Real Madrid de la próxima temporada.

Cambio de estrategia

Zidane no cree que Lunin haya hecho méritos deportivos para estar por encima de Luca, algo en lo que no coincide el Madrid, que tras años buscando dos porteros de categoría mundial, ahora decide lanzarse a la piscina con uno solo. Un giro del guión que parece arriesgado, si tenemos en cuenta que Courtois, como todo portero, no está libre de sufrir un percance en forma de lesión que obligaría al Madrid a poner sus guantes en manos de dos niños que entre ambos no suman seis partidos en Primera división.