Real MadridEl orgullo de Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid, muy feliz tras un 2017 épico: «Suena feo decirlo, pero tenemos un equipazo. Merecemos estos cinco títulos»

ENVIADO ESPECIAL A ABU DABIActualizado:

A diferencia del Mundial conquistado en Yokohama hace doce meses, esta vez no había prisas por levantar la copa, irse a la ducha y coger el largo avión de vuelta. Entonces, en Japón, los jugadores del Real Madrid se iban directamente de vacaciones, y su discreta celebración tenía en ese motivo su justificación. También en la temperatura. Entre un Mundial de clubes y otro ha habido más de veinte grados de diferencia, coyuntura que aprovecharon los hijos de los futbolistas blancos para saltar al verde del Zayed Sports City Stadium. Ya es una costumbre en el Real Madrid festejar en familia, y no iba a ser de otra manera en Abu Dabi: «Es verdad que todavía queda el clásico del próximo sábado, pero ahora tenemos que disfrutar de este título, descansar y luego ya pensaremos en el partido ante el Barcelona. El balance de este 2017 es muy bueno. No es fácil hacer lo que están haciendo estos jugadores», reflexionó Zidane.

El técnico del Real Madrid reconoció que jamás se le pasó por la cabeza, cuando cogió al equipo en enero de 2016, ganar ocho de diez títulos, y elige a la Liga de entre todos ellos: «Es la competición más exigente, por eso es con la que me quedo, pero todos los títulos me han hecho muy feliz».

También estaba contento el presidente, Florentino Pérez, orgulloso de ver a su equipo sacar su mejor versión cuando más se necesita: «Suena feo que yo lo diga, pero tenemos un equipazo y todo el mundo lo reconoce. En las finales siempre sacamos lo mejor de sí. Nos merecemos estos cinco títulos».

El mandatario blanco también quiso mandar un mensaje de tranquilidad de cara al mercado invernal de fichajes, al que podría acudir el club blanco para reforzar ciertas posiciones. Florentino no lo niega, pero no considera necesario: «Todo es susceptible de mejorar, pero cuando las cosas van bien es mejor no tocarlas. Tenemos una plantilla espectacular. Algunos van a ser importantes dentro de poco y ocuparán el lugar que les corresponde. Nosotros ahora queremos disfrutar de lo que tenemos».

Y qué mejor modo que hacerlo que con un triunfo en el clásico, partido que tendrá el morbo de un posible pasillo azulgrana, aunque a Florentino no le quita el sueño: «Si no lo hay, no se hará de menos a este título».