Real MadridNubarrones en la portería

Zidane prefiere a Navas, aunque hará jugar a Courtois en lo que queda de Liga

Actualizado:

¿Quién será el portero titular del Real Madrid la próxima temporada? Seguramente sea una de las preguntas más complicadas de contestar hasta que Zidane diga públicamente qué es lo que quiere con nombres y apellidos, pero los acontecimientos ocurridos en el último mes y medio han ayudado al entrenador francés a posicionarse en uno de los puestos que más debate ha generado en los últimos años en el Real Madrid.

Hay dos situaciones que no han sido del agrado de Zidane. La primera es el tiempo de recuperación de Courtois tras caer lesionado con Bélgica durante el parón de selecciones del pasado mes de marzo. Al belga se le diagnostico una tendinosis en el recto femoral de la pierna derecha y el periodo de baja previsto era de quince días, en el peor de los casos. Dos semanas de baja que le dejaban fuera de los partidos ante el Huesca, Valencia y Eibar. Estaría listo para el duelo contra el Leganés, jugado el lunes 15 de este mes, pero los plazos no han sido los previstos.

Courtois no estuvo listo para Butarque ni tampoco para el encuentro del domingo pasado contra el Athletic. El alta médica lo tiene desde el martes, alargando dos semanas el periodo inicial de baja, el doble de lo estipulado para una lesión muscular sin rotura, algo que ha extrañado al cuerpo técnico: «Si un jugador tiene molestias…», dijo Zidane resignado.

En este tiempo, tampoco le ha gustado el modo en el que Courtois se ha comunicado con las personas encargadas de la preparación de los porteros, encabezada por Roberto Vázquez, que subió al primer equipo cuando Solari se hizo con las riendas del mismo. La suplencia del belga y la titularidad de Keylor en el Real Madrid-Celta, el primer partido de Zidane tras su regreso, no sentó demasiado bien a Courtois, que entiende que no había motivo deportivo alguno para prescindir de él. Desde entonces, su actitud no ha sido la misma, molesto por el cambio de rol. Un nuevo estatus que no le está siendo fácil de asimilar. El belga no es de los porteros que maneja con guante izquierdo la suplencia, justo lo contrario a Navas, intachabale en lo profesional durante estos cinco años en el Madrid, soplara por donde soplara el viento, y en varias ocasiones ha venido de costado para el costarricense.

Este escenario no ha pasado inadvertido para Zidane, que ya lo dejó bien claro hace tres semanas: «La próxima temporada no habrá debate con los porteros». Aquella reflexión coincidió con un mensaje interno del club en el que se deslizaba que Courtois sería el portero titular del nuevo proyecto de Zidane, un panorama que obligaría a Keylor a decidir entre aceptar jugar solo la Copa o buscarse una salida del Madrid. Pero ese no era el mensaje del entrenador francés. Y ayer lo dijo a su manera: «A mí me gustan cosas que a veces no se hacen, y al contrario».

Courtois puede jugar hoy

Zidane le ha dejado claro al club que entre Navas y Courtois prefiere a Navas, y mucho tendrían que cambiar las cosas para que cambie de opinión. Esto no quiere decir que el entrenador blanco vaya a marginar a Thibaut, como sí hiciera Solari con Keylor, o sea el belga el elegido para ser vendido, pero si la decisión final es única y exclusiva de Zidane, su portero titular de la próxima temporada será Navas.

Este pensamiento es compatible con su plan en la portería de aquí al final de la temporada. Su intención es que Courtois sea titular en alguno de los cinco partidos que restan de Liga -incluso podría serlo ya esta misma noche en El Coliseum-, pero de ahí a ser el favorito de Zidane va un abismo

Es ahora la dirección deportiva del club la que debe valorar. Para el Madrid, el portero del futuro siempre ha sido Courtois. Para Zidane, no. Y los pulsos en la portería, con el francés de entrenador, hasta hoy los ha ganado Zidane. Hay nubes.