Real MadridFC Barcelona
Real Madrid 0 93 3 FC Barcelona
    1. Luis Suárez 49'
    2. Varane (pp) 68'
    3. Luis Suárez 72'
    Pincha en el marcador para desplegar

    Resultado Real Madrid - BarcelonaSuárez rompe por completo al Madrid

    Dos goles del uruguayo, destacado junto a Ter Stegen en la victoria que lleva al Barcelona a la Final de Sevilla. En el Madrid, solo casta y Vinicius

    Enviar noticia por correo electrónico

    Actualizado: Guardar

    El Barcelona alcanza su sexta final de Copa del Rey consecutiva, algo que nadie ha hecho, y el Madrid va encaminando su temporada al desastre que presagiaba su planificación. El partido enfrentó a Vinicius y el Madrid de los Lucas (cogidos con alfileres por el debutante Solari) contra Messi y, sobre todo, Suárez y Stegen, dos figurones en el Bernabéu.

    El público hizo el trabajo que le habían pedido y al iniciarse el partido el estadio era un lugar encendido. El Madrid se enganchó a ese ritmo, conectó muy rápido. Esperó en tres cuartos y estuvo muy compacto, firme en defensa, saliendo al ataque con un juego directo. Vinicius acabó siendo el destino final. El Madrid tuvo desde el inicio problemas para sacar la pelota. Algunas de las pocas aproximaciones culés venían entonces por pérdidas suyas. Se apreció cierto temblor en Varane.

    Al Madrid le costaba salir, pero en cuanto lo hacía, el juego de desencadenaba hacia Vinicius. Al principio esto fue tímido y comenzó con Modric, que le buscaba, pero luego se convirtió en la desembocadura natural, en todo el sentido del juego. Messi no estuvo en esos primeros minutos más que observando, deambulante. Una jugada suya a la espalda de Casemiro fue la primera llegada del Barcelona. Luego se centró un rato para dirigir balones a Dembelé, con Sergi Roberto cubriendo la derecha. No era el mejor Messi.

    Por raro que suene, el impacto de Vinicius era mucho mayor. Pero era un impacto bruto, hay que precisar, porque en términos netos la cosa quedó en nada. Protestó un penalti en el 11, chutó con peligro en el 19, y en el 23 tuvo otra ocasión. Sus jugadas salían a veces a trompicones, mitad Garrincha mitad Salinas, pero encendía el estadio y era polo de atracción del juego. Conectaba muy bien, de alguna forma, con el agonismo de Carvajal, Lucas y Reguilón. Esa es la marca de este equipo de Solari. Los Lucas. Esa casta bajita, heredera lejana de los García, llevada en volandas por Vinicius, con los jadeantes Benzema, Modric y Kroos intentando llegar sin éxito a rematar sus muchísimas aproximaciones. Se le perdona la brocha gorda porque su influencia en el partido desvelaba los muchos problemas del Barcelona para regresar en defensa. La lentitud. Solo Alba ganó a Lucas, el resto sufrían y solo Stegen evitó los goles. En el 36 le paró un remate a Benzema tras jugada de Vinicius, que en uno de sus fallos se encaró con el público y, como conociéndolo ya, no esperó a su reacción (el murmullo habitual), sino que exigió más ardor. El estadio se puso a aplaudir como hacía meses.

    Vinicius es extremo. Falla, y falla más de lo que fallaba al principio por una ansiedad que no deja aflorar, pero es extremo. Dembelé hizo menos, pero lo hizo en un equipo bien dibujado. Estructurado y con rematador. Lo de Vinicius fue la consagración más triste de la historia del fútbol.

    En el Barcelona había la tradicional buena sintaxis de Busquets, pero poco más. Dembélé hizo al final alguna jugada con desbordes no definitivos a Carvajal. Había sido muy poco dañino yendo hacia dentro. De todos modos, ahí asomó el puñal. Para quien quisiera verlo.

    El Madrid era directo, más intenso, con más coraje que fútbol, muy atento en defensa y con problemas en las áreas: para sacarla clara y para rematar lo que Vinicius originaba.

    Ese juego de arrebatos ya le desordenaba al final de la primera parte. Llegó agobiado al final, pero Lucas convirtió una falta en convalecencia y llevó el partido al descanso.

    Efectividad azulgrana

    En la segunda buscó pronto el Madrid el punto de ebullición, pero el Barcelona salió ajustado y en el 50 marcó: pase de Alba a Dembeélé que se deja atrás a Carvajal, su pase lo remata Suárez. Una triangulación precisa, de primer nivel. Carvajal venía de echarle riñones a los ataques posicionales del Madrid y descuidó el marcaje.

    El Madrid debía marcar y necesitaba (desde muchos minutos antes) un apoyo de clase para las llegadas de Vinicius para que sus gatillazos no fueran un trauma total de impotencia. Si la banda derecha ya se había agrietado, ¿por qué no apostar por Bale?

    Lo que Vinicius provocaba, pasaba, dejaba colgando, ¿lo podía aprovechar Benzema?

    Pero se siguió con lo mismo, con esfuerzo: chut de Kroos o un remate de Casemiro, mientras el contragolpe del Barça ya era una amenaza temible que in extremis iban salvando los centrales. Sonaban los violines de “Psicosis”.

    Vinicius y Reguilón eran lo más claro del Madrid. En el 62, una genialidad del primero la remató el segundo, con paradón estelar de Stegen. Gente bajita tirando al gigante, titulo alternativo. El campo empezaba a ser una partido de ajedrez después de varios días. Alargado, extenuante, desparramado.

    En el 66, Vinicius rompió a todos con recortes chicuelinos y volvió a rozar el gol. Entraba Bale, se iba a Lucas, pero esa delantera posible ya no se iba a ver porque el Barcelona marcó el segundo como había marcado el primero, pero por la otra banda: balón a Démbelé en el espacio entre Reguilón y un Ramos que no estaba, y autogol de Varane provocado por Suárez, que poco después forzó un penalti en otra contra sádica. Messi le dejó que marcara el tercero con panenka, es decir, con justo recochineo. La gente se iba del Bernabéu para no ver el estropicio.

    El Barça iguala el número de victorias en los Clásicos al Madrid, que tiene un problema real y muy serio, histórico, de hegemonía nacional. Dos palabras que parecían suyas.

    Actualizado: Guardar Actualizar

    El Barcelona se ha convertido en el primer equipo de la historia que disputa seis finales de Copa del Rey consecutivas, tras conquistar esta noche el Santiago Bernabéu a base de pegada en el segundo acto, castigando la falta de puntería del Real Madrid con un doblete de Luis Suárez y gol en propia puerta de Varane. El Real Madrid perdonó en la primera parte de la vuelta de semifinales de la Copa del Rey (1-1 en la ida), con hasta cuatro ocasiones para marcar del brasileño Vinicius Junior, y se desplomó en la segunda en cuanto recibió el primer golpe del Barcelona a los 50 minutos. Ousmane Dembélé fue clave apareciendo por las dos bandas para desequilibrar y asistir a Luis Suárez en el primero y provocar el tanto en propia puerta de Raphael Varane en el 69. El broche a la goleada barcelonista lo ponía Luis Suárez de penalti, tras ser derribado por Casemiro que mostró la impotencia madridista.

    El Barcelona se convierte en el primer finalista de la Copa del Rey gracias a su victoria ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu con un doblete de Luis Suárez y un tanto en propia puerta de Varane.

    Final del partido ¡¡¡El Barcelona, primer finalista de la Copa del Rey.

    92Falta en la frontal de la portería del Barcelona. Última ocasión para el Real Madrid.

    91Falta en ataque de Arturo Vidal.

    90El árbitro ha añadido dos minutos de prolongación.

    89Ambos equipos están deseando que esto termine cuanto antes.

    88Parece que ambos equipos se han dado un respiro. El Madrid se protege con el balón en los pies y el Barcelona no presiona con intensidad.

    86Ter Stegen atrapa el centro de Carvajal que buscaba a Benzema. Muy bien toda la noche el meta del Barcelona.

    85Último cambio en el Barcelona. Se retira del campo Busquets y entra Arthur.

    85Disparo de Marco Asensio que se marcha alto.

    84El conjunto de Solari sigue intentándolo, pero cada vez con menos fe.

    83Se oyen algunos pitos a Bale después de un mal disparo a portería. El galés golpeó con el exterior del pie y el balón se marchó muy desviado.

    82El Madrid busca un gol, pero el Barcelona se defiende con mucho orden.

    81Se retira Vinicius y entra Marco Asensio, el Madrid agota sus cambios.

    81Amarilla a Semedo, la segunda del Barcelona.

    81Reguilón evita una jugada peligrosa de Sergi Roberto.

    79El Barcelona, muy organizado, defiende bien su área.

    78Segundo cambio en el Barcelona. Se retira Suárez y entra Vidal.

    76Keylor Navas se anticipa a Luis Suárez, que buscaba un balón en profundidad. Muy atento el meta, auqnue al final se lió con el balón en los pies.

    76Ter Stegen ha salvado con sus paradas al Barcelona,q ue se ha ostrado muy efectivo en sus llegadas al área.

    75Primer cambio del Barcelona. Se retira Dembélé y entra Coutinho.

    75Cambio en el Madrid. Se retira Casemiro y entra Valverde.

    74Falta de Varane en la presión.

    73El 0-3 es un castigo muy duro para el Real Madrid, que estaba realizando un buen partido. Ambos equipos van a mover el banquillo.

    73Goool de Luis Suárez, que marca de penalti a lo Panenka ¡¡¡

    72Penalti a favor del Barcelona, muy claro porque Casemiro derriba a Luis Suárez.

    71El Barcelona está siendo mucho más eficaz ante la portería contraria.

    70Varane ha quedado lesionado en esa desgraciada acción. Se marcha a la banda cojeando. El Madrid está ahora con diez.

    69Gran internada de Dembélé por la derecha y Varane, a la hora de intentar despejar, se mete el balón en su propia portería. Corregimos, no ha sido Suárez el autor del tanto. El Madrid necesita ahora tres goles para meterse en la final.

    69Gooool de Luis Suárez ¡¡¡¡ Goool del Barcelona ¡¡¡¡

    68Primer cambio del partido. Entra Gareth Bale y se marcha Lucas Vázquez.

    67Gran jugada individual de Vinicius, pero su disparo se le marcha fuera después de tocar en Semedo. Habrá córner ¡¡¡¡

    67Ter Stegen detiene el lanzamiento lejano de Carvajal. El madrid lleva la iniciativa del partido.

    66Solari llama a Gareth Bale, que va a entrar en el partido. El Madrid necesita al menos un gol.

    66Falta de Lucas Vázquez sobre Sergi Roberto.

    65Amarilla a Sergio Busquets, la segunda del partido. El centrocampista derribó a Modric.

    64El Barcelona intenta dormir el partido para que el Madrid corra detrás de la pelota.

    63Falta a favor del Madrid en la medular.

    62Paradón de Ter Stegen en un remate de cabeza de Reguilón ¡¡¡

    Ver más