Real MadridApuesta absoluta por Vinicius

El Real Madrid presenta a la joven promesa brasileña ante 3.500 aficionados, con Ronaldo Nazario como cicerone y descarta una cesión: «Me quedo en el primer equipo»

MadridActualizado:

La idea primitiva del club no ha cambiado. Paso corto y vista larga con Vinicius Junior, la joven promesa del Real Madrid llamada a ser el futbolista de la próxima década: «Es la esperanza más grande del fútbol brasileño», dijo Ronaldo Nazario, el sorprendente y majestuoso cicerone en la presentación del nuevo jugador blanco. Y no ha cambiado porque, aunque el club blanco no tiene en mente ceder a Vinicius y ha decidido mantenerlo en el primer equipo, su estatus será el de aprendiz. No hay prisa alguna por verle triunfar: «Lo mejor es tenerlo aquí, en el primer equipo, ante que en otro club que se nos pueda malograr. Y si no tiene muchos minutos podrá jugar en el Castilla para que siga evolucionando», explicaba ayer el club entre bambalinas, a la vez que dejaba un mensaje lapidario: «Cuando dentro de unos meses hayan visto jugar a Vinicius, nadie se acordará de Mbappé»

Tras el donostiarra Álvaro Odriozola, Vinicius es la segunda incorporación del Real Madrid 2018-2019. El brasileño fue presentado ayer en el antepalco de honor del Santiago Bernabéu con honores de estrella, que es lo que precisamente espera el Real Madrid de este brasileño de tan solo 18 años: «Dije hace unos días que íbamos a reforzar la plantilla con magníficos jugadores y eso es lo que estamos haciendo. Odriozola lo es y Vinicius, también. Le esperábamos desde hace tiempo porque hace tiempo que nos sedujo con su regate, velocidad, técnica y goles. Vinicius es uno de esos jugadores que va a marcar el futuro. La muestra del mejor fútbol creativo brasileño. Está llamado a ser uno de los grandes de este nuevo tiempo que se nos aproxima», relataba el presidente Florentino Pérez para dar la bienvenida a Vinicius Junior.

El brasileño, con un impecable traje de color negro, chaleco, camiseta celeste y corbata azul marino, hizo el esfuerzo de hablar en español, en un discurso escrito en un papel que sacó del bolsillo interior de su chaqueta: «Esta es la oportunidad más grande que un jugador de fútbol puedo tener. Pude elegir entre los más grandes equipos del mundo y elegí el más grande, el Real Madrid. Espero estar aquí muchos años. ¡Hala Madrid!», dijo Vinicius en sus primera palabras públicas como jugador merengue.

Tras su presentación, Vinicius bajó al verde del Santiago Bernabéu para vestirse de corto por primera vez con su nueva camiseta, aún sin dorsal, un hecho que le es indiferente, y darse un baño de masas ante 3.500 encendidos madridistas. Allí, sintió por primera vez el calor de la que será su nueva hinchada, y en la sala de prensa, el de su padre, también Vinicius, sus hermanos Alessandra y José, y unos cuantos amigos y más familiares que no quisieron perderse detalle alguno de la puesta de largo del brasileño

Un embajador de lujo

Tampoco Ronaldo Nazario, elegido con acierto por el club para ejercer de padrino de Vinicius: «Mis padres me han hablado de él y es genial estar a su lado, me siento muy feliz. Me faltan palabras para describir lo que significa estar aquí al lado de Ronaldo. Es verdad que mi juego es más parecido al de Neymar, pero si cojo un poquito de cada uno de los dos ya sería genial», exclamó con risa pilla el joven futbolista.

Vinicius, de carácter humilde y tranquilo, está como loco por compartir vestuario con jugadores que hasta hace pocas semanas elegía en los videojuegos y veía por televisión, y desveló la buena sintonía que había tenido con el entrenador desde el primer momento: «Lopetegui me está ayudando mucho. Que hable portugués es muy bueno para mí. Estos primeros días me insiste en que en la parte defensiva no puedo ponerme a driblar y regatear, siempre a uno o dos toques, y sin complicaciones. Y de medio campo hacia adelante, me dice que vaya a por el adversario y busque el gol». Sí. Ha llegado para quedarse. Apuesta absoluta del Real Madrid por Vinicius Junior.