Salgado, posando para ABC tras la entrevista en su Academia
Salgado, posando para ABC tras la entrevista en su Academia - ABC
Entrevista

Míchel Salgado: «Me maravilla cómo maneja el vestuario Zidane»

El exfutbolista del Real Madrid triunfa ahora como director de la «Spanish Soccer School», una exitosa Academia de fútbol en Dubái

ENVIADO ESPECIAL A DUBÁIActualizado:

En las vacaciones, durante su etapa de futbolista, a Míchel Salgado (22 de octubre de 1975) le generaba mucho interés un destino por entonces no tan turístico. Emiratos Árabes Unidos es el país de Oriente Medio con más acento occidental, pero para bastantes ha sido un desconocido hasta hace muy poco tiempo. No para el exfutbolista gallego, que siempre que llegaba la época de asueto se llevaba a su familia a Dubái, lugar hoy donde ejerce su nueva profesión: director de la «Spanish Soccer School», la academia de fútbol más exitosa del país. Pero sus nuevos retos profesionales no se quedan ahí. Salgado es un todoterreno. También es el embajador de la FIFA en esta zona del mundo y el alma de «The Victorius», un exitoso «talent show» de fútbol emitido por «Dubái TV», la cadena pública de los Emiratos Árabes. El exmadridista se sienta con ABC para charlar de su vida y del equipo de su corazón, que juega mañana la final del Mundial de Clubes contra el Gremio en este escenario.

-Se le ve inmensamente feliz aquí.

-Es que es la realidad. Hace cinco años, cuando me retiré, recibí muchas ofertas para trabajar en Dubái. Es un destino que conocía muy bien y en el que había hecho buenos contactos. Sabía cómo era la vida, lo que podía hacer aquí y me llegó un proyecto con niños que me atrapó enseguida. Y eso hago ahora, entregar mis conocimientos al fútbol de formación. En el mundo árabe hay mucho por hacer y llevamos cuatro años y medio con una academia que le ha dado la oportunidad a cientos de chavales de practicar su deporte favorito de un modo serio, profesional, educativo y competitivo. Le estoy devolviendo al fútbol lo mucho que me dio a mí.

-Estos días está más ajetreado que de costumbre. Su papel de embajador de la FIFA y su pasado madridista le tiene a caballo entre Dubái y Abu Dabi sin un segundo de respiro. ¿Cómo ve al Real Madrid?

-Sí, no paro, pero hago algo que me encanta y, además, estoy teniendo la suerte de disfrutar del actual Madrid en primera persona. Me gusta mucho este equipo de Zidane. No tenemos que olvidar que a Zizou le llegó su oportunidad en un momento muy complicado, con el despido de Benítez, y en solo seis meses le hizo campeón de Europa. Eso fue un golpe en la mesa que ratificó la pasada temporada con el doblete. Sobre todo, me maravilla cómo maneja el vestuario y cómo ha logrado racionalizar los esfuerzos de Cristiano.

-Este año la temporada parece tener más aristas ¿Cree que ha bajado el nivel de la plantilla?

-Para nada. Es cierto que se han ido tres jugadores importantes como Pepe, Morata y James, pero en su lugar han venido muy buenos sustitutos, como Ceballos. Gente joven que trae algo especial al Real Madrid y que son el futuro del club. Por eso no entiendo que se hable tanto de refuerzos. El Madrid no necesitar fichar.

-Hablando de plantillas ¿La suya de los galácticos o la de Zidane?ablando de plantillas ¿La suya de los galácticos o la de Zidane?

-No se pueden comparar. Son jugadores y momentos diferentes. Yo disfruté de mi plantilla y ahora estoy disfrutando como aficionado y excompañero de esta. En el Madrid ha habido grandes equipos. El de Di Stéfano, el la Quinta del Buitre, el nuestro, el de ahora…, pero hablar de cuál es mejor es injusto e incalculable.

-Usted jugó contra Bale en la Premier, cuando militaba en el Blackburn. ¿Es rentable para un club que un jugador tan importante pase tanto tiempo lesionado?

-Sí, me he medido a él y por eso conozco muy bien su calidad. Bale ya ha sido rentable para el Madrid. Ha ganado títulos muy importantes. La pena es verle tantas veces lesionado. Yo lo veo como un compañero y me entristece que no tenga la regularidad que quiere. Ojalá pronto la encuentre. Momentos decisivos en el que es protagonista, como su gol ante el Al Jazira, le ayudarán a coger confianza.

-Sigamos analizando al equipo. ¿Cómo ve a Achraf de sustituto de Carvajal? No estuvo muy acertado en la semifinal del miércoles...

-Le veo fenomenal. A mí es un chico que me encanta, pero hay que tener paciencia. Ser lateral derecho en el Real Madrid es muy complicado. Sé de lo que hablo. Y más aún si tienes 19 años y te toca sustituir al titular durante un largo tiempo por la lesión de este. Eso duplica la presión. Seguro que al lado de Carvajal va a crecer mucho. Son los dos mejores laterales derechos que podía tener el Real Madrid.

-Mañana es la final del Mundial de clubes ante el Gremio y dentro de ocho días, el clásico. ¿Es optimista, visto lo visto ante el Al Jazira?

-Sin duda que lo soy. Este equipo ha dado muestras de sobra para confiar en él. Zidane ha ganado siete de nueve títulos y ha demostrado que cuando llega la hora de la verdad, ahí está su Real Madrid. Yo estoy convencido que va a ganar al Gremio y también el clásico, lo que le dejaría a cinco puntos del Barcelona. Sería el escenario perfecto para irse de vacaciones, saborear los cinco títulos logrados en 2017 y afrontar los meses decisivos del campeonato como favorito a todo.

-Pues para muchos, el Madrid de este año no es el principal candidato a la Liga, ni tampoco a la Champions. De hecho, la corriente es que en marzo estará eliminado por el PSG.

-Es una total osadía decir que el PSG es favorito ante el Real Madrid y que le va a eliminar. Tras el sorteo he escuchado comentarios de todo tipo asegurando que el Madrid ha tenido muy mala suerte porque le ha tocado el rival más complicado de todos y el que en mejor forma está. Y yo creo que es todo lo contrario. Cuando al PSG le salió la bola del Real Madrid, tantos sus jugadores como los aficionados pensaron ‘vaya putada, nos ha tocado el mejor equipo del mundo’. Hay que tener más respeto por un equipo que es bicampeón de Europa y que ha ganado tres de la últimas cuatro Champions. Es el equipo a temer y dar favorito al PSG es ser muy atrevido.

-¿Regresará al Madrid algún día?

-Eso no depende de mí. No es algo en lo que yo pueda hacer nada. Siempre he dejado claro que tengo mi corazón blanco y, además, me llevo muy bien con todas las personas que hoy dirigen el club. Si algún día me reclaman, por supuesto que los escucharé. Pero eso ahora es hablar por hablar. Mi vida está con mis chicos y mi Academia.