Vídeo: Isco, en su peor momneto en el Real Madrid, vuelve a los entrenamientos con el grupo

Mercado de fichajesLos 400 millones de euros que espera sacar el Real Madrid en ventas

El club blanco pretende hacer caja este verano con la venta de futbolistas importantes como Bale, Isco o Marcelo

Los posibles fichajes del Real Madrid si se marcha Marcelo

Actualizado:

El Real Madrid no lo volverá a hacer. Tras varios años posponiendo una revolución que el equipo pide a gritos, de este verano ya no pasará. Se gane uno, dos, tres títulos o haya temporada en blanco, la entidad es consciente que el equipo necesita agitar puestos y piezas clave que ponga el contador a cero para un nuevo ciclo triunfal. Para ello, se contratarán dos o tres jugadores de talla mundial, en un cerrado grupo de elegidos donde aparece Hazard, Neymar, Mbappé, Lewandowski, Eriksen y Kane. Pero claro, para traer algunos de estos futbolistas antes hay que hacer hueco y caja, y ahí es dónde al Madrid no le va a temblar el pulso como en ha temblado en los últimos veranos.

El objetivo es ingresar cerca de 400 millones de euros y las cuentas están claras. Bale, Isco, Marcelo y Keylor Navas son los cuatro candidatos a abandonar el Madrid este verano, pero ninguno de ellos lo hará a precio de saldo.

Por el galés, no se aceptarán menos de 120 millones de euros y por el andaluz, a partir de 80 se puede empezar a hablar. En cuanto al lateral brasileño, el Madrid espera sacar de él 50 'kilos' y la mitad por el portero costarricense, 25. Otra posible baja podría ser la de Ceballos, cuyo caché también rondaría los 50 millones, pero en el club están contentos con él y solo estudiarían ofertas si el futbolista insiste en salir.

A estos nombres habría que sumar los de Kovacic y James, ambos cedidos. El mediocentro croata, que se fue del club blanco para tener minutos en el Chelsea y ahí también se ha topado con la suplencia, está tasado en 60 millones. Un precio similar al de James, que también regresará este verano de sus dos años de préstamo en el Bayern y el Madrid sabe que tiene ahí otra lustrosa opción para engordar la caja.