Real Madrid

El Madrid solo gastaría por un gran jugador y no está en el mercado

La filosofía de Florentino Pérez es que únicamente pagará mucho dinero por una estrella y ahora mismo no la hay; Neymar cumple el requisito y no está en venta

Actualizado:

La política del Real Madrid está muy clara y no cambiará por un mal resultado. Florentino Pérez no está dispuesto a pagar muchos millones por jugadores que solo son aceptables y que hace dos años valdrían 65 millones y ahora cuestan 100. El club blanco no entrará al juego de tirar los millones sin ser una apuesta segura. Dembelé es el ejemplo de lo que nunca hará.

La planificación del Real Madrid está basada en su jurisprudencia interna: fichó a Cristiano por 96 millones tras ser balón de Oro y contrató a Bale después de ser elegido mejor futbolista de la Premier durante dos temporadas. Ahora mismo, solo Neymar cumple los requisitos para merecer la apuesta del club madrileño, pero no está en venta. En 2019 será otra historia. O la misma.

El presidente del Real Madrid manifiesta que solo gastaría mucho dinero por contratar una gran estrella, como en su día hizo con Cristiano y con Bale. Reflexiona que ahora mismo no hay en el mercado esas figuras que exijan una gran inversión. Sencillamente no existen o no están accesibles. Por eso apuesta por su cantera, que solo es valorada cuando esos jóvenes destacan en otros clubes.

Neymar es actualmente el único futbolista que puede ser considerado un «jugador top» por el que la entidad madridista apostaría al máximo. El resto de jugadores no merecen ese riesgo. El caso de Mbappé es sintomático de la forma de actuación del campeón de Europa.

El análisis que realiza la dirección deportiva del Real Madrid señala que deben pasar un par de años para ver si el delantero francés confirma que será una estrella. La última temporada marcó veinte goles en total, solo trece en la Liga francesa y fue superado por Mariano. Esperará para observar la evolución del delantero parisino.

Así lo hizo el Real Madrid con Cristiano y con Bale. Vio, constató, confirmó y pagó. Abonó 96 millones por el portugués en 2009 después de haber ganado su primer Balón de Oro. Y en 2013 invirtió 91 millones por el galés después de ser el mejor jugador de la Premier durante dos temporadas consecutivas. Esa es la filosofía de Florentino Pérez y no cambiará. Ahora mismo solo Neymar cumple esos requisitos y no está en venta. El brasileño ha dicho que este año no se iba. En 2019 será otra historia. O la misma.