Casemiro, lesionado este domingo en la visita del Real Madrid a Balaídos - @LaLiga
Real Madrid

Enfado en el Real Madrid por la violencia de los rivales en la Liga

Las lesiones de Casemiro y Nacho en Balaídos aumentan el malestar del conjunto blanco, que considera que la dureza de los contrarios es impune

Las cuatro razones para la continuidad de Solari

Conte rompe su silencio y responde a Sergio Ramos

MadridActualizado:

El Real Madridse siente molesto por la violencia que sufre en el campeonato de Liga, una dureza que sus futbolistas soportan en las competiciones nacionales y que sin embargo no se reproduce en la Champions, porque el arbitraje europeo sí corta sin complejos nacionales las entradas violentas y muestran muchas más amonestaciones por las acciones antirreglamentarias.

El club madrileño analiza que ni el VAR, ni los árbitros, ni el cambio de dirección en la Federación Española, con la sustitución de Ángel Villar en beneficio de Luis Rubiales, han acabado con este problema. La masacre futbolística de la que fue víctima el conjunto blanco en Vigo es el último ejemplo de este sentimiento de impotencia. Cuatro profesionales de la plantilla fueron lesionados en Balaídos y el parte médico es aterrador, con bajas de larga duración. ( Así ganó el Madrid en Vigo)

Nacho estará dos meses sin jugar por una grave dolencia en el ligamento colateral interno de la rodilla derecha. Casemiro no competirá durante tres semanas por un esguince en el tobillo diestro, tras quedar enganchado entre las piernas de un rival, que le cazó el pie de apoyo. Reguilón, con una lesión muscular en los isquiotibiales, puede sumarse hoy a la lista negra cuando pase las pruebas médicas. Bale, con el tobillo hinchado, voló a Gales y su Federación decidirá si puede jugar con su selección. El Real Madrid desea que no lo haga. El club tiene claro que las lesiones son una lacra, consecuencia de la dureza permitida por los árbitros españoles en muchos casos, que le han perjudicado ostensiblemente y han agravado su crisis deportiva de los dos últimos dos meses. Solari ha sabido superar esa plaga y ha ganado cuatro partidos consecutivos sin Marcelo, sin Mariano, sin Carvajal y sin Nacho.

El entrenador espera recuperar a Marcelo, Varane, Carvajal y Mariano en este parón de selecciones. Pero pierde a Casemiro, Nacho y probablemente Reguilón.

El Real Madrid denuncia que en la Copa de Europa no soporta tantas lesiones porque los colegiados sí cortan la violencia desde el principio, mientras en el fútbol español se admiten dos o tres duras entradas hasta que se muestra una amonestación. Y los jugadores lo saben, especialmente cuando juegan en su campo con el apoyo del público. Los árbitros no se atreven a castigar de salida la dureza, para evitar la reacción airada de los aficionados locales. Entrenadores y futbolistas lo tienen asumido y actúan en consecuencia.

El VAR no actúa

El club blanco destaca que el VAR tampoco actúa en las acciones graves del fútbol español. La alevosa patada de Luis Suárez a Nacho hace dos semanas fue el penúltimo ejemplo. «Fue una acción de tarjeta roja y no se mostró». En Balaídos sufrió cuatro lesionados que «obligaron a Solari a realizar cambios que dejaron al equipo en el alambre», señalaba ayer un profesional de la casa. «Pudimos haber perdido por falta de jugadores. Bale se vio obligado a jugar lesionado porque recibió una entrada de expulsión y solo se mostró la amonestación», remataba.

El balance de bajas del Real Madrid es indiscutible: acumula en cinco meses de competición las lesiones de una decena de hombres: Marcelo, Carvajal, Mariano, Varane, Vallejo, Odriozola, Nacho, Casemiro, Reguilón y Bale. A ellos se sumaba la apendicitis de Isco, quien aún no se encuentra recuperado al cien por cien porque esa operación requiere tiempo para estar en plenitud.