Vídeo: El Real Madrid de Lopetegui causa furor a su llegada a Washington (ATLAS) / Foto: Asensio celebra uno de sus goles con sus compañeros - AFP
Pretemporada

Los detalles que reactivan la ilusión del madridismo

Crece el optimismo tras la victoria y la buena imagen mostradas por el equipo de Lopetegui ante la Juventus

Actualizado:

Después del golpe que supuso para buena parte del madridismo la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus este verano, y la desilusión de la derrota ante un ramplón Manchester United en el debut de la pretemporada, el segundo partido del Real Madrid de Julen Lopetegui parece haber cambiado el ánimo de los aficionados blancos.

Si ante los «diablos rojos» de José Mourinho ya se vieron novedades interesantes en el equipo de cara a la próxima temporada, el 3-1 ante la Juventus mejoró mucho las sensaciones en torno al vigente campeón de Europa.

El Real Madrid se impuso en su segundo test de pretemporada a toda una Juventus de Turín que se puso por delante en los primeros minutos del partido gracias a un autogol de Dani Carvajal. Pese a no contar con varios pesos pesados en un once repleto de canteranos, el equipo de Lopetegui demostró carácter para hacerse con el dominio absoluto del partido primero, y darle la vuelta al marcador después. Muy esperanzador fue para el club blanco el segundo tiempo del equipo, en el que el desparpajo de los Asensio, Vinicius, Ceballos, Odriozola y compañía tumbó el muro italiano.

La remontada comenzó con el gol de bella factura de Gareth Bale. El atacante galés se mostró poco preciso y desconectado en algunas fases del choque, pero demostró que le basta un instante de inspiración para desequilibrar cualquier partido. Es lo que el club espera de él tras la marcha de Cristiano. Habrá que ver si a base de minutos y goles Bale recupera una autoestima que en algunos momentos pareció perdida y se convierte en ese líder que siempre ha querido ser en el conjunto blanco.

Hay dos jugadores por encima del resto que han sorprendido y se están ganando minutos y la confianza del técnico vasco con sus buenas actuaciones hasta el momento. Son Dani Ceballos, que parece dispuesto a no dejar pasar la oportunidad que se le ha presentado con el cambio de jefe en el banquillo después del ostracismo al que le condenó Zidane la pasada campaña; y un canterano que no lo parece cuando se planta sobre el terreno de juego, Reguilón. El lateral izquierdo está demostrando que si finalmente Theo Hernández deja el equipo puede ser él el encargado de dar relevos a Marcelo en la banda izquierda ocupando una demarcación que quedaría algo debilitada. El primero protagonizó un poderoso despliegue en el centro del campo con destellos de tremenda clase, mientras que el segundo asombra por su desparpajo y verticalidad.

También Marco Asensio brilló ante la Juventus, confirmando lo que en su caso es más que la promesa de un buen futbolista. El mallorquín se sintió muy cómodo ejerciendo de falso nueve y demostró que tiene clase y gol suficientes para ser muy importante en el ataque del Real Madrid de Julen Lopetegui.

Y a Asensio le secundó Vinicius, que fue un dolor de cabeza constante para los de Massimiliano Allegri desde que saló al terreno de juego. Desmostró que tiene desborde pero también que sabe jugar en equipo, como en la asistencia del 2-1. En solo dos partidos el brasileño ha dejado claro que pese a su juventud puede ser un recurso muy importante para el equipo blanco durante la temporada.

Si a todo ello se añade la verticalidad y el empuje arriba que por momentos mostró el equipo, sobre todo en la segunda parte, se entiende la renovada ilusión de los aficionados blancos.