Patrocinado por:Santander

Champions LeagueEl insulto de Isco a la grada del Bernabéu

Las cámaras de Movistar+ cazaron la dura respuesta del centrocampista andaluz a los silbidos del público

El Real Madrid cae goleado ante el CSKA de Moscú y normaliza el ridículo

Las claves de la contundente derrota del Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Marcelo: «La afición tiene derecho a pitar»

Actualizado:

Francisco Alarcón 'Isco' está atravesando un delicado momento con la camiseta del Real Madrid, quizás el más difícil desde que es jugador blanco. Apartado de la titularidad por Santiago Solari su situación en el equipo se está enquistando. No solo no termina de convencer al técnico argentino para volver a entrar en el once sino que su relación con la grada del Bernabéu empeora por momentos.

Se pudo ver en el partido de Champions League de este miércoles, en el que el centrocampista fue pitado por el público del coliseo blanco y acabó encarándose con la grada.

En el minuto 55 del choque contra el CSKA de Moscú que cerraba la fase de grupos de la Champions, con el equipo perdiendo 2-0 Isco falló una clara ocasión de gol, que provocó los pitos contra el futbolista. Una reacción de sus seguidores que no gustó al malagueño, que se revolvió contra ellos.

Las cámaras de Movistar + le cazaron preguntándoles con ironía «¿Qué queréis?», pero la cosa no quedó ahí y cuando ya emprendía el camino hacia su campo en sus labios se pudo leer un claro... «Hijos de...».

Con el partido acabado y tras pasar por los vestuarios Carvajal, preguntado por los periodistas, quiso lanzar un capote a su compañero: «No he visto si se ha encarado o no, pero lo único que puedo decir de Isco es que llevo muchos años con él y que es un jugador valiente que cuando las cosas no van bien pide el balón y no desaparece y eso hay que valorarlo también».

También Marcelo, otro de los señalados por el público del Bernabéu en los últimos tiempos, valoró la tensión entre Isco y la afición. «No he visto los gestos, puedo hablar con él y con Sergio, con el que sea. Si hay algo que se hace mal se habla dentro del vestuario y si la afición te pita como a mí, a Isco y a todo el equipo tiene el derecho de pitar porque si hay algo mal hay que cambiar».