Real Madrid

Carvajal y Lucas sostienen al Real Madrid

El conjunto blanco jugó siempre por la banda derecha, con los dos futbolistas que hoy tienen el poderío físico necesario

Actualizado:

El Real Madrid salvo los puntos gracias a tres jugadores que mantuvieron el tipo en una realidad peligrosa del conjunto blanco. El campeón de Europa venció al Rayo Vallecano gracias a la calidad extrema de Benzema, autor de un gol que se fabricó él mismo desde el centro del campo, y a la velocidad, la lucha, la presión y el trabajo incansable de Carvajal y Lucas Vázquez, quien dio al francés el pase decisivo. Ellos son el alma creativa del Real Madrid actual. El desacierto en el remate, el problema principal del conjunto blanco, le hizo sufrir hasta el final con una ventaja mínima.

Benzema puso el arte, Carvajal y Lucas rompieron por su lado y la ayuda de Llorente, Ramos, Varane y Courtois completó una columna vertebral que sujetó al equipo y los puntos

Los hechos no engañan. Fueron evidentes para los espectadores. El equipo de Solari jugó todo el partido por la banda derecha porque Lucas y Carvajal eran los únicos futbolistas que marcaban la diferencia con su poderío físico y su rapidez con y sin balón. Benzema ponía el arte. Ellos poseen la forma física que Pintus busca para el resto de la plantilla, sin fechas para llevar a cabo la ansiada minipretemporada.

Nacho, listo para jugar

El extremo y el lateral diestros realizaron un magnífico encuentro. Marcos Llorente les ayudó en solitario en el centro del campo. Ramos y Varane estuvieron sobrios en defensa. Benzema aportó clase. Y la rúbrica fue el guardameta milagroso, Courtois, que una vez más, como sucedió en Huesca, evitó el empate con dos paradas en los segundos finales que tuvieron al Bernabéu al borde del infarto del corazón madridista. Eso es lo que necesita un conjunto como el campeón de Europa, un portero que le salve cuando más hace falta.

El Madrid de hoy se sustenta en esos seis hombres: Lucas, Carvajal, Benzema, Ramos, Varane y Courtois. El resto de los jugadores blancos demostraron no encontrarse en buena forma y jugaron a unas revoluciones bajas. No había presión sobre el rival y los nervios de la afición local se tradujeron en pitos a Marcelo, que no se encuentra todavía en forma, y a Marco Asensio por fallar un gol, aunque demostró actitud y ganas. El mallorquín fue defendido después por Solari. Puso en valor su actitud.

Asensio fue sustituido por Ceballos, que también se mató en el césped. Fue el primer cambio. La lesión de Benzema desnudó la carencia del Real Madrid presente: no hay un «nueve». Solari dio entrada a Vinicius, un extremo, para ejercer de delantero centro. Y en el tiempo extraordinario realizó el tercer relevo, para perder segundos. Valverde entró por Modric. Isco se quedó sin jugar. El uruguayo ya le ganó esta jerarquía en Huesca. También se interpretó como el deseo del entrenador de no sacar al malagueño en un momento de tensión que podía suscitar pitos malinterpretados. «Es mi labor más ingrata, decidir quien juega», comentó el argentino al cuestionarle por la inactividad del andaluz. Solari vio la botella medio llena ante las preguntas sobre los silbidos: «Jugamos muy bien el primer tiempo, pero volvimos a fallar las ocasiones y luego llegó la tensión final».

El Real Madrid se marcha hoy por la mañana a Abu Dhabi para disputar el Mundial de Clubes y Nacho realizó ayer un excelente entrenamiento y desea subirse al avión y estar disponible para jugar si fuera necesario.