Benzema, en la semifinal del Mundial de Clubes contra el Al Jazira
Benzema, en la semifinal del Mundial de Clubes contra el Al Jazira - REUTERS

Mundial de ClubesBenzema, un nueve con crédito infinito

Pese a sus pobres números de este año, Zidane no se plantea buscarle un sustituto

DubaiActualizado:

Si hay un jugador, aparte de Cristiano, con el que Zidane no admite el debate es con Karim Benzema. El delantero francés volvió a ser protagonista contra el Al Jazira, pero no por sus goles ni asistencias. El delantero galo, negado ante la portería contraria, y con los palos escupiendo todos sus remates, reavivó el miércoles el debate sin fin sobre su papel en el equipo blanco, aunque su técnico no lo ve así.

«No voy a pedir que se fiche un delantero en el mercado de invierno. De ninguna manera. Karim está bien. Parece que Benzema tiene que marcar siempre, pero no es así. Hizo un buen partido, se movió con inteligencia y tuvo ocasiones, pero el balón no quiso entrar. Estoy un poco decepcionado por él, porque quería marcar y ayudar al equipo, pero me gustó su encuentro», argumentó de manera tajante el técnico blanco en la sala de prensa del Zayed Sports City Stadium.

En la semifinal del Mundial de clubes, Benzema tuvo oportunidades de todos los colores, pero no fue capaz de materializarlas, unas veces por el acierto del portero local Ali Khaseif, y otras por la madera. Pero la realidad es que el nueve blanco no estuvo fino, como tampoco lo ha estado en lo que va de temporada. Karim acumula un total de 37 disparos a portería (siete de ellos ante el Al Jazira), para solo cinco goles, unos guarismos impropios de un ariete del Real Madrid.

El delantero francés siempre ha argumentado que no es un nueve al uso, y que tan importante es marcar goles como dar asistencias, o al menos así entiende él la posición de un nueve en el fútbol de hoy. El caso es que por ahí tampoco brilla. Esta temporada, en 1.413 minutos repartidos en 18 partidos, solo ha dado tres pases de gol.

Todos estos datos son papel mojado para Zidane, cuya fe en su compatriota es inquebrantable desde el primer día. Mientras el club considera que no vendría mal fichar un ariete en este mercado invernal que apretara a Benzema, considerando a Mayoral todavía una joya por pulir, el entrenador blanco no lo ve necesario y así lo ha manifestado, tanto de manera pública como privada.

Así que no hay caso Benzema, y nada le va a hacer cambiar de opinión. Salvo lesión de aquí al 31 de enero, día que se cierra la ventana invernal de fichajes, o un inesperado giro de los acontecimientos, Zidane cree que con Karim y Borja, además de Cristiano y Bale cuando sea necesario colocarlos en la posición más adelantada, tiene mimbres suficientes para pelear por las tres competiciones.