atletismo | dopaje

Los tramposos

JAVIER BRAGADO
MADRID Actualizado:

2010. José Luis Blanco (fondista)

El catalán espera el resultado de nuevos análisis del control en el que dio positivo por EPO durante los Campeonatos de España del pasado mes de julio. Poco después consiguió la medalla de bronce en los 3.000 obstáculos en los Europeos de Barcelona y ha reiterado su inocencia.

2010. Salvador Berenguer (velocista)

Recibió una sanción de tres meses por consumo de cannabis por parte de la IAAF.

2009. Paquillo Fernández (marchador)

La Guardia Civil encontró en su casa numerosas sustancias dopantes durante un registro. Reconoció que albergaba los productos prohibidos y colaboró con las autoridades con sus conocimientos sobre las redes de dopaje para intentar conseguir una rebaja de su sanción inicial de dos años.

2009. Josephine Onyia (vallista)

La plusmarquista española de 100 metros vallas dio positivo dos veces: primero por methylhexaneamina en Lausana y después por clembuterol en Stuttgart, en apenas 15 días. La atleta de origen nigeriana prepara para volver a competir tras cumplir sus dos años de sanción.

2009. Yesenia Centeno (maratoniana)

Fue sancionada con dos años por dar positivo con el anabolizante methandriol en un control fuera de competición, pero podría ver reducido su castigo tras su colaboración con las autoridades.

2009. Tomás Sanchís (corredor popular)

Dio positivo en una prueba popular en la que la IAAF encontró restos de cocaína en su análisis.

2009. Esther Álvarez (maratoniana)

Dio positivo por efedrina en la Media Maratón Big-Bay de 2009, en la que quedó la primera de su categoría, aunque recurrió su sanción de tres meses alegando que se trataba de un componente de la medicación que necesita para tratar su alergia.

2008. Ricardo Carrión (mediofondista)

Dio positivo por finasterida en un control fuera de competición cuando se entrenaba en Canet del Mar. La IAAF le castigó con dos años y la descalificación de sus resultados desde 2006.

2005. Raúl Fernández (saltador)

Dio positivo por tamoxifeno y argumentó que el componente se encontraba en un medicamento recetado para resolver sus problemas musculares. El campeón de pista cubierta en Viena'02 recibió una sanción de dos años.

2003. Alberto García (mediofondista)

Quien fuera elegido en 2002 deportista español del año dio positivo por EPO en marzo de 2003 tras competir en los Mundiales de cross de Lausana. Conquistó el oro europeo en 5.000 metros. Su positivo a los 32 años supuso su virtual retirada y ahora está entre los implicados en la 'Operación Galgo'.

1999. Julio Rey (maratoniano)

Dio positivo por mesterelona en el maratón de Rotterdam y seis años después logró recuperar su prestigio con la mejor marca del año en la larga distancia y el bronce en los Europeos de Múnich.

1997. David Martínez (lanzador de disco)

Los resultados de dos controles mostraron niveles de testosterona anormales y sufrió la posterior sanción por consumo de esteroides que le dejó dos años sin competir.

1998. Jorge Quesada (pentatleta)

Durante los Juegos Olímpicos de Seúl se renovaron los controles antidopaje y el participante español en pentatlón moderno fue sancionado por consumo de propanol.