fútbol

Mourinho acusa a la Liga de beneficiar «a sus amigos» del Barça

El técnico portugués vuelve a quejarse del calendario, la víspera de enfrentarse al Deportivo, y denuncia "privilegios a los protegidos"

Amador Gómez
MADRID Actualizado:

Como es habitual en él, evitó citar el nombre del aludido, pero José Mourinho acusó este viernes a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de beneficiar "a sus amigos" del Barça, después de que el Real Madrid tenga que jugar este sábado en Riazor contra el Deportivo, a partir de las diez de la noche (La Sexta y TV autonómicas), horario que repetirá el jueves en el Bernabéu, en la siguiente jornada del campeonato ante el Málaga. El técnico portugués volvió a quejarse del calendario y denunció "privilegios" concedidos a otros, de los que en su opinión no disfruta su equipo.

Y no solo por la imposición de fechas y horas en la competición, en función de los intereses de las televisiones, sino también por el distinto rasero para sancionar a los futbolistas del Real Madrid frente a sus rivales.

"Algunos tienen la vida más fácil y escogen cuándo y a qué hora quieren jugar, igual que es muy fácil sacar tarjetas a nuestros jugadores, mientras que hay otros que están más protegidos", sentenció Mourinho. No nombró al Barcelona, pero, evidentemente, se refería al equipo azulgrana. "Son los amigos de quienes deciden. Tú lo sabes tanto como yo, y nosotros no somos los amigos de ellos", respondió a un periodista catalán de TV3 que le preguntó si podía aclarar cuáles son los clubes que gozan de un trato de favor en el campeonato. "Yo sé lo que nos complica la vida a nosotros y también lo que se hace para engañar un poquito. El Málaga jugará el lunes (contra el Almería) y después el jueves en el Bernabéu, mientras que nosotros tenemos entre sábado y el jueves para preparar ese partido", recordó quien la pasada semana criticó que el Madrid no pudiese enfrentarse el viernes al Levante y lamentó que la Liga no beneficie a los equipos españoles que participan en competiciones europeas.

Después de medirse este sábado al Mallorca, el Barcelona deberá jugar el miércoles en Mestalla contra el Valencia -también a las 22.00 horas-, pero Mourinho considera que existe una especie de persecución hacia el Madrid y continúa con su presión y sus críticas, aunque diga que "no merece la pena perder mucho tiempo hablando de lo mismo". "Yo hablo, hablo y hablo, pero no soy nadie.

No tengo fuerza ni capacidad de decisión, y lo que digo quizás hace reír, pero al final son ellos los que deciden los horarios", apuntó en referencia a la patronal de clubes. Cuando se le preguntó su opinión sobre el hecho de que el Madrid sea el segundo equipo más tarjeteado en la historia del Real Madrid, solo superado por el equipo de Fabio Capello, tampoco ocultó su indignación y la diferencia de criterio: "Es muy fácil sacar tarjetas a nuestros jugadores. Por acciones idénticas hay equipos con muchísimas tarjetas y otros que están más protegidos. Basta con mirar las dos últimas semanas para ver lo fácil que Casillas se ha ido a la calle y otros no. Ser transforman rojas en amarillas y amarillas en no tarjetas. Para nosotros lo que es amarillo es rojo y lo que no es nada es amarillo. Porque no existen naranjas Si no también las tendríamos".

También sacó a relucir su ironía respecto a los posibles fichajes del Real Madrid para la próxima temporada: "Javi Martínez, Llorente, Parejo, Cesc, Borja, Agüero, Drogba, Diego Milito En junio tendremos a 50 jugadores, y a lo mejor el Madrid tiene que comprar otro equipo para dar cabida a todos". De momento, para jugar contra el Deportivo en un estadio en el que los blancos rompieron la pasada campaña la maldición que les perseguía, con el taconazo de Guti, 'Mou' no podrá contar en los lesionados Khedira ni Canales, y ha prescindido una vez más, lo que no es noticia, de Pedro León. Quien no se lo perderá es el crack que lo juega todo, Cristiano Ronaldo, aunque se temía por el golpe en el tobillo que sufrió en Lyon. Bastante peor lo tiene Lotina sin los lesionados Valerón, Manuel Pablo y Xisco, y con el reaparecido Guardado titular, "pero como cambio obligado, porque solo está para jugar 60 minutos", según desveló el técnico vasco. En todo caso, "el Real Madrid es el Real Madrid y sus números son para tenerles un respeto tremendo, pero también pierde puntos y Riazor es un campo en el que no se ha encontrado nunca demasiado cómodo", advierte Lotina.