atletismo | dopaje

Alberto García aleccionó a Marta Domínguez en dopaje

El atleta madrileño no solo suministró EPO a la palentina, sino que le dio instrucciones sobre el modo de empleo, según el último auto de la juez que instruye la 'operación Galgo'

Madrid Actualizado:

El atleta madrileño Alberto García no solo suministró EPO a Marta Domínguez , "con el fin de aumentar su rendimiento", sino que el 17 de julio de 2010, un año después de que la palentina se proclamase campeona del mundo de 3.000 metros obstáculos, le dio "instrucciones de la dosis a consumir y cuándo detener el consumo con el fin de evitar el control antidoping", según refleja el último auto de la juez que instruye la 'operación Galgo'. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid, Mercedes Pérez Barrios, insiste en que Marta Domínguez , Alberto García, el mánager de la palentina, José Alonso Valero, su entrenador, César Pérez, el veterano técnico Manuel Pascua Piqueras, y el doctor Eufemiano Fuentes, entre otros, están imputados de un delito de dopaje deportivo en una causa compuesta "por más de 8.000 folios".

A Marta Domínguez se le acusa, entre otros presuntos hechos delictivos, de haber proporcionado a Alberto García trembolona, un esteroide anabolizante que la palentina hizo llegar el pasado mes de noviembre al excampeón de Europa de 5.000 metros a través de su representante, también con el objetivo de aumentar su rendimiento deportivo. En el caso de César Pérez, fue interceptado el 13 de julio del pasado año en la autovía de Palencia con dos ampollas de AMTH-2, una sustancia aceitosa "indiciariamente prohibida en el deporte", muy utilizada en el culturismo para reducir grasa y marcar músculo. El auto judicial desvela que César Pérez fue descubierto cuando iba a entregar a Marta, "a requerimiento de esta", las ampollas que, según la Guardia Civil, eran conocidas por la atleta y su técnico como "pendientes de platino".

En la resolución fechada el 9 de febrero y hecha pública este martes, la juez también argumenta su rechazo al recurso presentado por el Ministerio Fiscal, al que se adhirieron los abogados de Manuel Pascua y César Pérez, contrarios a que Marta y Alberto hubiesen declarado en los tribunales bajo la doble condición de testigos e imputados en el mismo acto. La Fiscalía solicitó a la juez que anulase las declaraciones de Marta y Alberto, pero tras desestimarse dicho recurso, ninguno de los dos tendrá que volver a declarar en los juzgados de Plaza de Castilla, aunque la decisión será recurrida ante la Audiencia Provincial.

Recurso "incongruente"

La magistrada destaca que el recurso presentado por la fiscal del caso, Victoria Iparraguirre, resulta, "además de incongruente, extemporáneo". "El Ministerio Fiscal, presente en las declaraciones el día 22 de diciembre, ninguna objeción formuló, ni ningún recurso interpuso o anunció en dicho acto. Por el contrario, participó activamente interrogando a Alberto García y Marta Domínguez ", recuerda la juez de la 'operación Galgo'. En sus fundamentos jurídicos, la titular del Juzgado número 24 insiste en que tanto la palentina -a quien también se le imputa un delito fiscal- como el madrileño declararon como testigos, bajo juramento, "única y exclusivamente" sobre los hechos de los que son "sujetos pasivos".

Es decir, que Marta y Alberto declararon como testigos solamente sobre los hechos en los que, supuestamente, hubieran recibido productos dopantes a través de terceros. "No existe en el acto procesal que se recurre la vulneración de normas esenciales de procedimiento que causa indefensión, invocada por el Ministerio Fiscal en recurso de reforma que debe ser rechazado", concluye la resolución judicial. El hecho de que Marta y Alberto compareciesen ante la justicia como imputados y testigos fue considerado una "aberración jurídica" por parte de la defensa de ambos atletas, aunque dichas declaraciones no fueron impugnadas por los abogados.

A finales enero la juez decidió dividir la 'operación Galgo' en cuatro partes distintas. Fue desgranado en imputaciones individuales a Marta Domínguez y a Alberto García, a la atleta palentina y a su entrenador, y con un procedimiento colectivo a los supuestos cabecillas de la trama de dopaje -Eufemiano Fuentes y Manuel Pascual- y sus colaboradores, con los campeones Nuria Fernández, Reyes Estévez y Alemayahu Bezabeh como "sujetos pasivos".