Alberto Puig, con los jóvenes pilotos de la Asia Talent Cup
Alberto Puig, con los jóvenes pilotos de la Asia Talent Cup - Asia Talent Cup

MotoGP | Gran Premio de EspañaSe busca futuro campeón

Alberto Puig dirige un proyecto de captación de talentos en Asia y en Inglaterra para impulsar a chavales con potencial

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Hay dos tipos de pilotos: los buenos y los especiales. En un Mundial hay un 70 % de buenos, pero solo seis o siete especiales», dice Alberto Puig. Él los está buscando por todo el mundo. A través del departamento Talent Promotion, Dorna ha creado varios proyectos de captación de talento. Con la misma filosofía que la Movistar Junior Cup que se celebraba en España, de donde surgieron pilotos como Dani Pedrosa, y el mismo objetivo: «Dar la oportunidad a muchos jóvenes que puedan correr con unas condiciones razonables que de otra manera no podrían costearse», explica Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, en una conversación con ABC en Jerez. Hace tres años iniciaron el proyecto Asia Talent Cup porque vieron que era un mercado emergente. Extienden ahora sus conocimientos y su forma de trabajar hacia las islas británicas. «Mi trabajo es encontrar talento allá donde esté, y acompañarlo en el camino. El campeonato es global y lo que nos interesa, como parte implicada, es que haya pilotos de todas las nacionalidades para tener un mundial potente y plural», señala Puig.

De los chicos de entre 12 y 16 años que se presentan a la selección, Puig intenta intenta detectar la pepito de oro que podrá convertirse en campeón. De la visión experta del expiloto surgieron varios nombres con proyección, que participaron en esta Copa asiática con el mismo tipo de moto para todos. Hoy tres de ellos se han consolidado en Moto3: Ayumi Sasaki, Kaito Toba y Nakarin Atiratphuvapat. «En la prueba tienen unos minutos para demostrar lo que saben. Normalmente vienen solos, pero las familias están muy agradecidas por la oportunidad: de no poder correr a tener todo el equipo sin tener que pensar en cómo financiarlas», continúa Puig.

Es Dorna la que se encarga de llevar de la mano al piloto y hacerlo crecer encima de una moto a través de un campeonato regional hasta que sea capaz de volar hacia el éxito en categorías superiores. Le suministra las equipaciones, las motos y, al final, un equipo en el que desarrollar todo lo aprendido. «Es una inversión importante por nuestra parte porque se hace sí o sí, aunque no se encuentren patrocinadores de la zona. Pero creo que debemos hacerlo, siempre lo hemos hecho y los resultados están ahí», subraya Ezpeleta. «Lo más importante para un piloto, o casi, es el potencial. No lo aprendes, lo tienes adquirido. Cuando tienes ese talento, empiezas a trabajar: inculcar valores, intentar que no se pierda en el camino, que es muy fácil, que entienda bien lo que supone dedicarse a esto con el esfuerzo, no solo para este deporte, sino para todos; lo que significa un equipo», comenta Puig.

«Alguien bueno con 13 o 14 años, si todo va perfecto, y pasa todas las etapas sin perderse, en cinco años podrá ser campeón del mundo», dice el expiloto. Hoy, el 87 % de las parrillas de Moto3, Moto2 y MotoGP ha participado en alguna de estas iniciativas de talentos. «Nosotros hacemos lo que vemos que falta. Si salieran ingleses como salen italianos o españoles no lo haríamos. Los españoles ya tenían las bases hechas de años anteriores, de aquellas copas de promoción. Ahora continuamos marcándoles el camino con la Rookies Cup o la European Talent Cup», indica el máximo responsable de Dorna.

Aterrizan este año en Inglaterra, aunque Ezpeleta confirma que llegarán a más sitios. «Es el mismo concepto, pero con una filosofía algo diferente. Nos hemos tenido que adaptar porque no es lo mismo Yakarta que Manchester. En Inglaterra tienen tradición. Lo que hay que darles es ilusión y que vean que la gente que quiera dedicarse a esto puede lograrlo», señala Puig dispuesto a encontrar al séptimo piloto británico y unirlo a Sam Lowes, Bradley Smith, Scott Redding y Cal Crutchlow en la máxima categoría; Danny Kent en Moto2 y John McPhee en Moto3.

La selección para la British Talent Cup coincidirá con el Gran Premio de Silverstone. Una motivación extra para los niños de entre 12 y 16 años que se apunten para ser valorados por Puig y Jeremy McWilliams, el otro «cazatalentos» del proyecto.

Y como colofón a esta búsqueda de talentos, el British Talent Team. Un equipo creado por Puig que reúne a un grupo de mecánicos e ingenieros y que tiene a McPhee como ejemplo de lo alto que se puede llegar. «Para que un chico tenga interés en conseguir algo tienen que tener a alguien en quien mirarse. Si piensa que si se apunta a la Talent Cup, lo hace bien y es escogido, tendrá un puesto en el equipo y eso es un premio muy interesante, claro», añade Ezpeleta. «Es la referencia, que vean que es real poder competir en el Mundial. No estamos por estar sino para llevarlo hasta aquí», corrobora Puig, a la espera del siguiente campeón del mundo.