Pedrosa, nueve años de lesiones
Dani Pedrosa - AP
motogp

Pedrosa, nueve años de lesiones

El catalán ha sufrido una decena de lesiones desde que se fracturara los dos tobillos tras ser campeón de 125 en 2003

Actualizado:

La carrera profesional de Dani Pedrosa es una competición paralela entre sus éxitos y sus lesiones. Solo en 2004 disfrutó de un título, en los 250 centímetros cúbicos, sin grandes dolencias físicas. Un año antes se adjudicó su primer Mundial, en 125, que finalizó con una importante fractura de sus dos tobillos en el Gran Premio de Australia. Menos mal que tenía margen de puntos. Dos años más tarde, en 2005, obtuvo su segundo campeonato en el cuarto de litro, el tercero de su trayectoria, y en el gran Premio de japón se rompió la cabeza del húmero izquierdo.

El suplicio con los médicos se agravó a partir de 2006, en su ascenso a MotoGP. En Malasia se fracturó el pulgar del pie izquierdo. Un año después, se quejó de un traumatismo cervical en Turquía y luego, en Japón, volvió a dolerse de ese pulgar maldito del pie zurdo. Pero lo peor estaba por llegar. La temporada 2008 se convirtió en un calvario. En el test de Malasia se fracturó un dedo de la mano derecha. En el Gran Premio de Alemania se rompió un dedo de la mano izquierda, que el dejó sin el liderato de MotoGP. Y en Asutralia se destrozó la rodilla izquierda. Fue operado en diciembre.

En 2009 volvió a comenzar mal. Se rompió el brazo izquierdo en el test de Qatar y se le reabrió la cicatriz de la rodilla operada en 2008. Y en el gran Premio de Italia se fracturó el fémur derecho.

El año pasado afrontó por fin un Mundial sin dolencias a principios de curso. Luchó por el título con Lorenzo. Era su único rival. Una caída en Japón acabó con sus opciones. Se fracturó la clavícula izquierda. Mal operado, tuvo que pasar de nuevo por el quirófano este año. Ahora se ha roto la otra clavícula. Este lunes sabrá si le intervienen.