Can oncu
Can oncu - EFE

Moto3Can Oncu: un debutante prodigioso

El turco logra, invitado en su primera carrera en el Mundial, una victoria que lo certifica como el más joven de la historia, con 15 años y 115 días

Actualizado:

En la definición de aprovechar una oportunidad resalta el nombre de Can Oncu. Con 15 años y 115 días disfrutaba en el Gran Premio de Valencia de su primera carrera en el Mundial de motociclismo gracias a una invitación. Sin nada que perder se lanzó a por todas en la anegada pista de Cheste, que se convirtió en una batalla por la supervivencia. Y entre el caos, Oncu se elevó hasta el cielo: primera carrera, primera victoria. El primer turco campeón de un gran premio es, además, el piloto más joven en lograrlo. Rompe la barrera de los quince años y 170 días de Scott Redding en el Gran Premio de Inglaterra (2008).

Ni siquiera el protagonista, melena suelta bajo la gorra y ojos achinados porque la sonrisa lo ocupaba todo, sabía cómo reaccionar ante el micrófono: «Es increíble. No sé ni qué decir. Estoy muy contento, y nervioso. Es la primera vez que participo en el campeonato y estoy en el podio», relataba sin poder parar de reír. En el garaje lo esperaba su hermano mellizo, Deniz, también piloto y con el que ha crecido en un camino más que paralelo.

Can y Deniz, ambos nacidos en Alanya (Turquía), en julio de 2003, de padre turco y madre noruega, recibieron su primera moto con cuatro años y, entrenados por su progenitor, comenzaron a despuntar en los torneos de su país en motocross y supermoto. Si no ganaba uno lo hacía el otro. Porque todo lo hacen juntos: dormir, estudiar, entrenarse. Aunque Can, moreno, 1,68 metros, le saque una cabeza a Deniz, más rubio, 1,45, no hay disputas en casa, por ahora, porque su único propósito es seguir aprendiendo.

Lo han hecho en las categorías inferiores, sobre todo Can, pues corrió la Asian Talent Cup, bajo el amparo de Alberto Puig. Este año compaginó el campeonato FIM CEV, y la Red Bull Rookies Cup, donde ha terminado campeón. Ese título le deparó esta invitación para participar en la última carrera del Mundial de Moto3 de 2018 que ha sabido aprovechar tan bien. Tanto talento desprende sobre la moto que la organización modificó la ley de edad mínima para que pudiera anticipar su entrada en el Mundial antes de los 16 años. Lo hará en 2019, en el equipo KTM Ajo, con 15 años, siete meses y doce días. Y con una primera victoria en su tarjeta de presentación. «Antes de la carrera, mi hermano me dijo que no me estresara y que solo intentara terminar. Luego he visto que podía estar en el podio y la última vuelta ha sido una locura. El equipo me hacía señas para que bajara el ritmo. Estaba muy nervioso. La moto patinó en una zona húmeda que no había visto. Ha sido muy difícil controlarlo. No sé cómo lo he hecho», explicaba con la adrenalina por las nubes. «Cuando he acabado mi padre me ha dicho que no me asustara y que me lo tomara con calma».

Este muchacho al que le gusta ir en bicicleta y en BMX y hacer flyboard en la playa que tiene al lado de casa habla turco, inglés, noruego y alemán, tiene como ídolo a Marc Márquez y un sueño: llegar a la categoría reina del Mundial. Ya ha descubierto a qué sabe una victoria.