MotoGP | GP de Gran BretañaEl gran día de Maverick

Viñales logra en Silverstone su primera victoria en la categoría reina y ya está entre los grandes. Primer triunfo de una Suzuki desde 2007

Actualizado:

Maverick Viñales ya está entre los grandes. El piloto español ha logrado en Silverstone su primera victoria en MotoGP anticipándose al brillante futuro que le espera a partir de año que viene, cuando comparta equipo con Valentino Rossi en el equipo oficial de Yamaha.

Lo de Maverick fue una gesta. El primer triunfo de una Suzuki en MotoGP desde que Chris Vermeulen se impusiera en una carrera en mojado en Le Mans. Viñales lo hizo en seco, tomando la cabeza nada más ponerse el semáforo en verde tanto en la primera salida, interrumpida con una bandera roja por un brutal accidente de Loris Baz y Pol Espargaró, como en la segunda, la definitiva.

A partir de ahí todo fue un camino de rosas, cogiendo distancia sobre el grupo comandado por Rossi y Márquez, enfrascados en su propia pelea y poco preocupados por lo que hiciera Viñales por delante.

Así cruzo la meta Maverick en solitario. Más feliz que en ninguna de sus otras 16 victorias mundialistas. Y más sonriente, incluso, que cuando conquistó el título mundial de Moto3 en 2013.

Viñales es el noveno piloto español que gana en la clase reina y se une al selecto club formado por Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa, Álex Crivillé, Marc Márquez, Sete Gibernau, Carlos Checa, Toni Elias y Alberto Puig.

Tras Viñales entró en meta Cal Crutchlow. El autor de la pole se tuvo que conformar con el segundo escalón del podio y la afición de Silverstone se quedará con las ganas de ver un ganador de las Islas. Detrás, en la pelea por el último puesto del podio, se volvió a ver de todo entre Valentino Rossi y Marc Márquez. El español, que había aprendido a contenerse pensando en el Mundial, recuperó su lado más agresivo y luchóm rueda con rueda con el italiano. Hubo toques, pasadas y repasadas y una salida de pista de Márquez que acabó entregando la tercera posición a Rossi. Ahora la distancia entre ambos es de 50 puntos.

¿Y Jorge Lorenzo? Pues el mallorquín estuvo desaparecido, alejado de los primeros puestos y desentendido de la pelea. Acabó octavo, y ahora ve más lejos que nunca el Mundial.