Marc Márquez en el Gran Premio de Alemania
Marc Márquez en el Gran Premio de Alemania - EFE
Moto GP

Márquez se va de vacaciones con medio mundial en el bolsillo

El piloto catalán gana en Alemania, tras una gran salida de Lorenzo, y ya aventaja a Rossi en 50 puntos

Actualizado:

Novena victoria consecutiva de Marc Márquez en Sachsenring, igualando la gesta de Agostini, y dando un zarpazo a un Mundial que cada vez tiene más cerca. Su quinta victoria del año le permite aventajar a Valentino Rossi en cincuenta puntos cuando quedan 10 Grandes Premios por disputar. El catalán se marcha de vacaciones demostrando su supremacía en el Mundial, en Alemania y en el Motociclismo actual. Rossi y Viñales le acompañaron en el cajón. Fue un triunfo fácil en elq eu solo tardó 14 vueltas en liderar la carrera mientras pugnaba con Lorenzo, su próximo compañero de box el próximo año. La primera semana se agosto se retomará el pulso del Mundial en Brno, en el Gran Premio de la República Checa.

No estaba siendo una jornada favorable para los pilotos españoles. Primero fue Aleix Espargaró el que se cayó en los entranmientos matinales. El piloto dio el susto y tuvo que ser evacuando, aunque el parte médico fue tranquilizador. Un traumatismo torácico pulmonar y otro tarumatismo abdominal con afectación del bazo le obligarán a estar 24 o 48 horas en observación. Ya en carrera fueron Rins y Pol Espargaró los que se fueron al suelo al tocarse en la curva tres de la primera vuelta.

Como viene siendo habitual últimamente, Jorge Lorenzo protagonizó una espectacular salida que le colocó líder de la carrera, posición que no abandonó hasta que Marc Márquez pudo adelantarle en la última curva de la vuelta 14. Hasta entonces, el mallorquín había estado muy cómodo sobre la moto y trató de abrir hueco aprovechando la pelea que mantenían Márquez y Petrucci por detrás. Valentino Rossi no quería quedarse fuera de la lucha y se pegó a Lorenzo hasta que también pudo rebasarlo en la vuelta 15. El italiano estaba dispuesto a acabar con la mala racha de las Yamaha, que suman 19 carreras sin vencer en un Gran Premio. Es la peor desde 2002. No era, además, Sachsenring el escenario ideal, en el que las Honda llevan dominando durante más de una década.

El segundo tercio de la carrera fue una pugna entre Lorenzo y Rossi, que peleaban por una segunda posición que acabó ganando el de Tavuglia. Las diferentes gomas montadas en sus motos marcó la diferencia. Mientras tanto, Álvaro Bautista iba marcando los mejores tiempos vuelta a vuelta, lo que le permitió meterse en la pelea por el podio, unque sus opciones se difuminaron pronto. Viñales y Petruci también adelantaron a Lorenzo y entablaron una pelea particular por subirse al cajón. A falta de tres vueltas la distancia entre Márquez y Rossi ya era de más de tres segundos, lo que se vaticinaba como una de las victorias más cómodas de Márquez en Sachsenring. Y Viñales también se aferraba a su tercer podio del año (segundo consecutivo tras Assen) para mantener la tercera plaza del Mundial.

Buena parte de la atención también estuvo sobre Dani Pedrosa, que anuncio su retirada el pasado jueves. El de Castellar del Vallés acabó octavo, siendo el quinto español mejor clasificado tras Márquez, Viñales, Bautista (5) y Lorenzo (6).

Las gomas y las caídas condicionan la carrera de Moto2

Emocionante carrera la de Moto2, en la que los neumáticos y las caídas condicionaron la clasificación final. Baldasarri, candidato a la victoria, se cayó solo, igla que Pasini, y Bagnaia estuvo a punto de perder el liderato tras un toque y se vio obligado a remontar y sin opciones de triunfo. Por su parte, Alex Márquez se vio obligado a sobrevivir ante os problemas que le generaron sus gomas.

Brad Binder logró el primer triunfo de su trayectoria en Moto2. El piloto sudafricano de KTM solo había conseguido tres podios en las tres últimas carreras del año pasado y en este Mundial aún no había subido al cajón. Joan Mir también logró la mejor posición de su trayectoria en la categoría intermedia después de sus terceros puestos en en Francia e Italia. El español mantuvo una bella pugna con Luca Marini por la segunda plaza. Finalmente, el hermano de Rossi tuvo que conformarse con la tarcera plaza, que también significa su primer podio en las tres temporadas que lleva en Moto2. Miguel Oliveira, que tenía una buena oportunidad de pelear por el liderato tras el error de Bagnaia, tuvo que conformarse con la cuarta plaza. El portugués ya suma dos carreras consecutivas sin subirse al cajón. Precisamente, Francesco Bagnaia ha sido la noticia negativa de este Gran Premio. El italiano se salió de pista después de una caída en la que Mattia Pasini estuvo muy cerca de arrastrarle. Marchaba en las primeras posiciones pero se vio relegado a los últimos puestos y se vio obligado a remontar para tratar de minimizar daños. Finalmente ha sido 12 superando en la última vuelta a Alex Márquez, que también ha completado una carrera muy mala. Es su peor resultado, sin tener en cuenta abandonos. Sin duda también ha perdido una gran oportunidad de acercarse al liderato. Francesco Bagnaia mantiene el liderato con 148 puntos, siete más que Miguel Oliveira, que ha reducuido notablemente la distancia. Márquez sigue en tercera plaza.

"Binder ha apretado muchísimo durante toda la carrera y debo darle la enhorabuena porque ha hecho un gran trabajo. Podíamos luchar por la victoria y ha sido así. Hemos conseguido el mejor puesto en Moto2 y estoy muy contento", explicaba Joan Mir tras bajarse de la moto. Por su parte, el ganador, Brad Binder, estaba exultante: "He tenido un buen ritmo todo el fin de semana. En carrera me he sentido con mucho ritmo. Tenía problemas con el neumático trasero y no esperaba que fuera así. Está siendo un año complicado pero si trabajas los éxitos llegan".

Martín consolida el liderato en Moto 3

La carrera de Moto3 sirivió para que Alemania consolidara la primera plaza de Jorge Martín en el Munidal después de que el piloto español lograra la victoria. Y ya van cinco en las nueve disputadas. No obstante, la segunda plaza de Bezzechi impidio una ventaja más amplia y el Mundial sigue en un puño.

No le traía Sachsenring muy buenos recuerdos a Martín. El año pasado se rompió la tibia y el peroné en el circuito teutón pero no le arredró a la hora de pelear el triunfo, como se comprobó desde el principio, cuando se aupó a la primera plaza. Debi´po arrepentirse de sus palabras previas, cuando aseguró que no tiraría tanto como en Assen. Bezzechi se pegó a él y los cambios de posición se fueron sucediendo. Tras varias caídas, Martín logró un segundo de renta cuando faltaba cuatro vueltas para la línea de meta y con la carrera ganada, la emoción la puso la lucha por la segunda plaza. "Ha sido una carrera muy buena. Todo el fin de semana me he centrado en hacer ritmo, creo que era el modo de ganar y he salido con ganas. Sabía que el neumático duro me podía aguantar toda la carrera bien, pero había que intentar conservar porque hacía mucho calor y en estas condiciones el duro no lo había probado. Estaba en el grupo, aunque había algún piloto muy agresivo, mi compañero me adelantaba siempre un poco agresivo, me echaba hacia fuera, no se por qué y cuando he sentido el toque pensaba que me iba al suelo y sumaba otro cero, así que muy contento de haberme podido mantener en pie", ha explicado Martín.