Marc Márquez, durante la carrera
Marc Márquez, durante la carrera - AFP
MotoGP | GP Aragón

Márquez es otra dimensión

El piloto de Honda logra la victoria en Aragón y con dos puntos más a Dovizioso en Tailandia será campeón

Actualizado:

El suspense, al final, hace ya tiempo que se quedó en apostar en qué Gran Premio sería Marc Márquez campeón. Porque desde Jerez, la consistencia del piloto de Honda contrarrestó las ganas de sus rivales, y sus resultados (ocho victorias con la de Motorland y el resto, segundos puestos menos el cero en Austin), chocaba de frente con la falta de confianza de todos los demás. Y así, Márquez, vencedor también en Aragón por cuarto año consecutivo, y en su Gran premio 200, ya prepara las camisetas de conmemoración para celebrar su sexto alirón del Mundial de MotoGP en siete temporadas en esta categoría.

Para ilustrar cómo ha sido su curso 2019 sirva su fin de semana en Alcañiz. Desde el jueves, el piloto de Cervera arrasó en estadísticas y anuló la confianza y la moral de quien osara pensar en hacerle algo de sombra. Solo Andrea Dovizioso podría amargarle la prefiesta de título, pero Ducati ya lleva varias semanas pensando más en 2020 que en el curso actual. Normal, dadas las circunstancias en cuanto al poder de la Honda y de la Ducati. Y de que se hayan tenido que contentar con celebrar casi con euforia los duelos que todavía les gana a Márquez.

A pesar de una caída en los segundos entrenamientos libres, el de Honda continuó firmando registros que desmoralizaban a sus contrincantes. Y así se vio en cuanto el semáforo se apagó. Sin forzar, porque Márquez tiene tatuados los errores para no volverlos a repetir, se permitió una buena salida y una carrera muy cómoda. Dio un primer hachazo para escaparse de cualquier batalla y sin apurar los números ni la distancia que ya había mostrado que podría alcanzar con respecto a los demás, se mantuvo firme, tranquilo. No necesitaba más para cumplir las 23 vueltas sin más oposición que las nubes que amenazaban y sus propias ganas por pasar por la línea de meta y comenzar a pensar en la fiesta que puede llegar en dos semanas.

Necesita quedar por delante de Dovizioso. Lo ha hecho en once ocasiones. Solo la Ducati pasó por delante en Qatar y Austria. Y en Aragón, el italiano quedó segundo, por delante de Jack Miller, con Maverick Viñales, cuarto; en la única pelea con mordiente que queda en este Mundial más que sentenciado. Son 98 puntos del español sobre Dovizioso, por lo que, con solo dos puntos de distancia, Márquez será campeón de MotoGP por sexta vez.