Moto2

Luthi se lleva una esperpéntica carrera

El suizo vence en el primer gran premio de Moto2 marcado por las sanciones a varios pilotos por adelantarse en la salida

Actualizado:

Extraña primera carrera del año en Moto2 en la que un error en el semáforo provocó que varios pilotos se adelatnaran en la salida y fueran sancionados. Situación que aprovechó Thomas Luthi para conseguir la primera victoria del año y situación que favoreció a Luis Salom que se sube a su primer podio en Moto2 por delante de Simone Corsi.

Parecía que los nervios del primer día de colegio recorrieron la parrilla con el semáforo todavía en rojo. A varios pilotos se les fue la mano antes de hora y arrancaron antes de hora, entre ellos, Álex Rins. Sin embargo, fue una luz rara en semáforo lo que los despistó, según explicó Álex Márquez. No obstante, la sanción fue clara para todos y pasaron por la línea de garajes antes de continuar la marcha. Favoreció esa situación a Jonas Folger, que salió en su momento y como una exhalación y con todos los rivales castigados tenía más ventaja para acercarse a la victoria con comodidad. Pero también al alemán le tembló el pulso en la cuarta curva. Se le fue la moto, cayó y enterró toda esperanza de triunfo en la grava. Y eso que había dejado vuelta rápida en las pocas que se habían disputado.

También en esa curva se dejó las ilusiones Márquez unas vueltas más tarde. Y ante el panorama de invertidumbre y cierto descontrol, su compañero de equipo, Franco Morbidelli, se lanzó a por la victoria en una buena pelea con Thomas Luthi. Los dos aprovecharon el lío para para marcar distancias desde el inicio. «El semáforo daba una luz roja un poco rara y por eso muchos pilotos se han adelantado. Yo no, pero he hecho una salida muy mala y después no he podido controlar la moto», explicaba el piloto español después de analizar la caída.

Una salida tan extraña que continuó siendo investigada hasta el final de la carrera, pues a falta de cinco vueltas, Morbidelli, que circuló en podio también fue sancionado. No lo obligaron a pasar por la línea de garajes, pues ya había superado la última vuelta para marcarle ese castigo, pero sí le impusieron 20 segundos. Extrañas últimas vueltas porque al italiano no le fue comunicada la decisión de Dirección de Carrera y siguió batallando por Luthi por la victoria hasta el final. También Sandro Cortese fue «multado» con 20 segundos, por lo que luchaban por un podio en el asfalto que resultó una falacia.

Con esa premisa, la última vuelta fue esperpéntica, pues Luthi tampoco sabía nada de la sanción y apretó los dientes para quitarle a Morbidelli la primera plaza. Riesgo innecesario porque nadie de su equipo quiso decirle que el piloto con el que batallaba no tenía nada que hacer para subir al podio. Al final, el suizo ganó por sus propios méritos. Y detrás, gracias a esa salida extraña que marcó toda la carrera, Luis Salom en su primer podio en Moto2, y Simone Corsi. «No me lo creo. Ayer hablé con mi madre y me dijo: “disfrútalo y ya está”. Lo hice y mira. Gracias a mi equipo y a mi familia. He pasado dos años muy difíciles personalmente y voy a seguir trabajando».

Alegría y tristeza en una extraña carrera que marca el inicio de un emocionante Mundial de Moto2.