Kent triunfa y su jefe, Cortese, le echa una bronca de campeonato
EFE
MOTOCICLISMO

Kent triunfa y su jefe, Cortese, le echa una bronca de campeonato

El inglés no dejó ganar a su compañero de equipo, líder del Mundial, que se cayó en la última vuelta y terminó sexto; Viñales era segundo, mientras Salom tiraba a Folger

Actualizado:

Escándalo en Motegi. El Gran Premio de Japón de Moto3 ofreció la victoria más arisca de la historia. Danny Kent avisó antes de la carrera que no iba a admitir órdenes del equipo KTM para ayudar al líder del campeonato, su compañero Cortese. El alemán tenía antes de arrancar 53 puntos de ventaja sobre Salom y el inglés opinaba que su colega de escudería no necesitaba ayudas para ganar el Mundial. Pensaba además que él no está aquí para ayudar, sino para vencer. Kent ascenderá el próximo año a Moto2 con el equipo Techt3, abandonará KTM, y no quiso saber nada de Cortese. Ya se sabe que tu mayor enemigo en el motociclismo es tu compañero de equipo. Kent lo demostró en la última vuelta. El británico no dejó que Sandro mantuviera el primer puesto. Le adelantó.

El alemán, enojado, se vio superado también por Tonucci. No pasaba nada. En principio sería tercero en la meta, sacando más puntos de diferencia a Salom y Viñales, que era lo importante. Pero Cortese estaba enfadado con Kent. Y lo pagó con Tonucci. Le arrolló, Menos mal que el italiano pudo mantener la tercera posición, superado por Viñales tras el incidente.

El líder del Mundial se cayó en el suceso provocado por él mismo y al menos tuvo la sabiduría de no soltar el embrague, de manera que mantuvo encendido el motor y al final fue sexto, sumando diez puntos. Pero nada más acabar la carrera voló con su KTM para cazar a Kent en la vuelta de salutación. Le echó una bronca morrocotuda, mientras el inglés brindaba su victoria al público.

Lo cierto es que Danny Kent no tuvo culpa de la caída de Cortese. El alemán exigía que su compañero hubiera pensado en el Mundial que estaba en juego. Que hubiera primado el interés del equipo. El accidente provocado por Sandro, sin consecuencias para Tonucci, fue el último de una vuelta final muy accidentada. Porque tres kilómetros antes del banderazo de meta era Folger quien mandaba en la pista, por delante de Kent, Tonucci, Cortese, Salom y Maverick. Una acción muy peligrosa de Salom, que intentó adelantar de golpe con un interior en una curva, arrolló a Folger. Los dos quedaron fuera de combate. Folger se fue directo a por el mallorquín, que le pidió perdón. El pupilo de Aspar había perdido el triunfo por esa actuación tan arriesgada del balear.

Ese doble K.O. permitió que Danny Kent tomara el mando. Ya había adelantado cuatro kilómetros antes a Sandro Cortese, que también se vio desbordado por Tonucci. Maverick lo vio todo desde la barrera. Luego vino la locura del líder de la categoría, que golpeó a Tonucci en su deseo de pasar al italiano y de intentar derrotar a su compañero indisciplinado. No consiguió ni lo uno ni lo otro. Dirección de Carrera y la Comisión de Disciplina deberían tomar medidas con todos esos actos nada deportivos. Ahora, Cortese es líder con 56 puntos de margen sobre Viñales. Faltan 75 por disputarse. Puede ser campeón del mundo el domingo, en Malasia.