MotoGP | GP Las Américas

Álex Rins asalta el coto de Márquez

El de Suzuki aprovecha la caída del de Honda para imponerse a Rossi y celebrar su primera victoria en MotoGP

Actualizado:

El Gran Premio de Las Américas no conocía otro ganador ni otro guion que no fuera Marc Márquez líder en todos los entrenamientos, primero en parrilla y en lo más alto del podio. En 2019 la situación se repetía:líder durante el fin de semana y su «pole» 54. Pero hasta los más grandes se equivocan alguna vez y Márquez se fue al suelo cuando parecía que, como en Argentina, el domingo iba a ser otro paseo. Y ante el error, un nuevo héroe español: Álex Rins, campeón por paciencia y convicción.

Primera victoria en MotoGP para el de Barcelona, y con doble valor porque en su brillante carrera acorraló a todo un Valentino Rossi hasta superarlo y aguantó su presión hasta la línea de meta. Para quitarse el sombrero y augurar que no será el único.

Ya en la pretemporada, Rins deslizó que ya no estaba solo preparado para luchar por los triunfos cada domingo, sino que se atrevió a hablar de títulos. Ha conseguido que la Suzuki fuera una de esas motos fiables y rápidas que siempre están peleando por los buenos puestos. El año pasado, en su segundo curso en la categoría reina:tercero en Argentina y Japón, y segundo en Países Bajos, Malasia y Valencia. Cuarto y quinto, respectivamente, en las dos primeras carreras de este año. Era la señal.

Hasta que llegó a Austin, donde conocía bien el trazado porque ganó en Moto3 en 2013 –la primera victoria de su carrera– y en Moto2 en 2016. Completó ayer la serie de triunfar cada tres años, esta vez, en MotoGP. Y con felicitación incluida de Rossi. «¡He ganado a Valentino! ¡Era mi ídolo cuando empecé!», sonreía el ganador en sus primeras declaraciones con el aplauso del público. Merecido el premio y el reconocimiento porque el de Barcelona ofreció una lección de contención durante las diez vueltas a las que se redujo la carrera tras la caída de Márquez y otra de agresividad cuando atrapó la cabeza a falta de cuatro giros que ya no cedió a pesar del empuje del piloto de Yamaha.

«Lo siento por no haber alcanzado la victoria. Cuando vi que se caía Marc pensé que tendría una posibilidad, pero Rins iba muy rápido. Pilotó muy bien y no fui capaz de adelantarlo. Fue mejor que yo. Una lástima porque no he logrado la victoria, pero vamos fuerte este año», aseguró el italiano, eufórico también en su enhorabuena al español, con reverencia sobre la moto y confesión de que iba al límite al seguirlo. Es la segunda plata consecutiva para el piloto de Yamaha, lo que lo anima para lo que queda de temporada y lo sitúa en la segunda posición de la general.

La mala suerte se cebó con Honda, pues también Jorge Lorenzo se quedó con cero puntos después de que se le parara la moto pocas vueltas después de que Márquez se cayera. También Maverick Viñales y Joan Mir tuvieron su razón de desconcierto, después de que ambos fueran castigados con pasar por la calle de los talleres al adelantarse unos centímetros en la salida. El de Yamaha, que sin querer cumplió doble sanción porque por su cuenta hizo también una vuelta larga, pudo arañar unos puntos al remontar hasta la undécima posición. Mir, por su parte, no llegó al grupo de la puntuación.

Con este giro de guion totalmente inesperado, el Mundial de MotoGP tiene a Andrea Dovizioso de nuevo como líder, a pesar de su cuarta plaza tras una carrera sin brillantez. Segundo, Rossi, tercero es Álex Rins, con cuatro puntos de ventaja sobre Marc Márquez. El campeonato, como quien dice, vuelve a empezar, y con emoción para el Gran Premio de España el 5 de mayo.

Doblete en Moto3

En Moto2 venció Thomas Luthi, con Marcel Schrotter segundo y un gran Jorge Navarro tercero, en su primer podio en la categoría de Moto2.

Y en la división más pequeña y más reñida de todas, doblete español con Arón Canet y Jaume Masiá. Carrera inteligente del piloto de Corbera, que atacó en los últimos giros para evitar los rebufos en la última recta. Liderato para él, empatado a puntos con el de Algamesí.