El británico Farah pudo con Lamdassen - Reuters
ATLETISMO - Campeonato de Europa

Lamdassem corrobora un día negro

El nacionalizado español, que lideró los 10.000 hasta el último 200, se desinfló hasta perder el metal

JOSÉ PABLO GONZÁLEZ
Actualizado:

Las mejores sensaciones nacionales giraban en torno a la prueba del 10.000, especialmente cuando a falta de sólo 200 metros, Ayad Lamdassem, marroquí de nacimiento, no pudo seguir el ataque del favoritísimo Mo Farah, que completó un final de carrera espectacular. A Lamdassen le pasaron factura los 9.800 metros anteriores, y desfalleció en la recta final perdiendo toda opción de medalla. Castillejo firmó el quinto, y Penas no llegó a la mitad de la prueba.

Una de las buenas noticias de la jornada fue el regreso de la más combativa. Mayte Martínez, recuperada de su lesión pero con pocos entrenos encima antes de la cita, terminó tercera la segunda serie de los 800 metros, y entró en la final gracias al cronómetro. A la conclusión de la carrera, la vallisoletana se mostraba muy satisfecha con la forma en la que se había desenvuelto en la carrera, y ahora podrá disfrutar de la final. Irene Alfonso y Elián Périz no pasaron el corte. Buena noticia, la clasificación para la final de Mercedes Chilla, bronce en Gotemburgo 2006, con un lanzamiento de 56.78.

Más sombras que otra cosa

La delegación española más amplia de la historia en los campeonatos de Europa no era equivalente a también una mayor representación nacional en las finales ni en los puestos de honor. De hecho, cuanto mayor fuera el espectro de atletas, se entendía un peor balance. Así está el patio y así se demostró en la primera jornada del campeonato. Como locales, sí, pero lo que hay es lo que hay y las oportunidades llegarán a lo largo del Europeo.

Mientras tanto, ayer, los saltos y lanzamientos no fueron especialmente buenos para el equipo. Cienfuegos no pasó el corte y tampoco las lanzadoras de peso, Úrsula Ruiz y Quintanal —que tampoco pasó en disco—, y Concha Montaner corrió peor suerte lesionándose en el segundo salto sobre la arena. En la pista, la única noticia buena del día fue la clasificación in extremis de Marc Orozco para las semifinales, cuarto en su

serie y con el peor tiempo de los 24. La vallista local Laia Forcadell tampoco pasó.

No obstante, quizás una de las pequeñas decepciones iniciales llegó con la marcha de los 20 kilómetros, acostumbrado el público español a una medalla más o menos segura de la mano de Paquillo Fernández, suspendido ahora por dopaje. El español con la mejor marca del año, Juan Manuel Molina, entró el noveno en la línea de meta ubicada en las calles de la Ciudad Condal, haciendo valer el mismo puesto que poseía en el ranking del año. Decimocuarto y decimoctavo completaron la carrera Miguel Ángel López y el madrileño José Ignacio Díaz, respectivamente.

Tampoco fue alentadora la participación en los cien metros de Ángel Rodríguez, que sólo fue sexto en su serie tras una mala salida.