Temas

Víctor Fernández

Una ventana a la intimidad de Marilyn

Ya se tiene la certeza de que Marilyn Monroe posee algo inagotable y que no está sometido al roce ni a la perversión del tiempo. Cualquier cosa grande o menuda que tenga que ver con ella se convierte

E. R. M. BARCELONA. Comentar

«Lo primero que necesita el Madrid es saber lo que quiere»

«Lo primero que necesita el Madrid es saber lo que quiere»

Sin levantar la voz, ha salvado a su Getafe y con nota. El notable que merece el juego desplegado. Hasta cuando encadenó media docena de resultados negativos el equipo mantuvo su nivel futbolístico, definido por el buen gusto en el juego y el ataque como mejor defensa

El fútbol no sintoniza con «Luxa»

El fútbol no sintoniza con «Luxa»

El orden futbolístico considera casi una frivolidad la decisión del técnico del Real Madrid de colocar un aparato auditivo a los jugadores para que reciban directamente sus órdenes. La experiencia con Raúl en el trofeo Bernabéu no es bendecida por técnicos ni ex-jugadores

El Villarreal y el Betis hacen el sueño realidad

Fernando Roig y Manuel Ruiz de Lopera llegaron al Villarreal y al Betis con el objetivo de hacerlos importantes. Ambos sufrieron incluso el infierno del descenso. Roig, en 1999. Lopera, en el 2000. Pero retomaron su ilusión hasta alcanzar su meta. Hoy, después de cinco años de progresión, disfrutarán del estreno en la mejor película del fútbol, la Liga de Campeones

Tomas Gonzalez-Martín Comentar

El campeón de Europa vive en el alambre

El Oporto es un sobresalto continuo, la destitución de Víctor Fernández es un ejemplo más de una política desquiciada en la que lo económico prevalece sobre lo deporitvo MADRID. «La verdad es que no hemos jugado bien en toda la temporada, sobre todo en casa. Yo era el primero que no estaba contento, pero que me fulminen de esta forma lo considero una tremenda injusticia. Es la primera vez que comienzo un partido como líder y lo acabó despedido. Pero es el fúbtol y hay que hacerse a todo. Aún en estos momentos de tristeza tenemos que pensar que lo que me ha pasado no es nada con la situación de mi colega del Once Caldas que hace unas semanas me estrechaba la mano después de perder la Copa Intercontinental en Tokio y que ahora, en el mejor de los casos, quedará tetrapléjico y está postrado en una cama entre la vida y la muerte después del atentado que sufrió». Un rasgo de humanidad por parte de Víctor Fernández, que en un momento de depresión absoluta tuvo un recuerdo para un colega que ya no conocerá nunca la sensación que embarga a un entrenador cuando es destituido de manera tan sorpredente. Su voz suena firme, aunque su mente y su cuerpo todavía estén bajo los efectos del último gancho al hígado lanzado por el presidente Pinto da Costa. Es la tercera destitución de su carrera, después de los despidos de Zaragoza (Nov-96) y Tenerife (Nov-97). José Couçeiro (Setúbal) es el nuevo entrenador del Oporto. Parece como si la «Champions» conquistada en Gelsenkirchen el 26 de mayo del año pasado hubiera afectado firectamente a las neuronas del club. Desde entonces el Oporto practica el funambulismo. Vive en el alambre. La marcha inmediata de su técnico, José Mourinho, que ni siquiera celebró el título sobre el césped con sus jugadores y la afición, fue la primera sensación de falta de equilibrio. La plantilla fue descomponiéndose mientras se elegía al italiano Del Neri, el hombre milagro del Chievo, como entrenador. Pero ni siquiera comenzó la temporada. A mediados de agosto fue fulminado sin que nadie explicara razonadamente la decisión. Rentabilizar los títulos Para entonces el éxodo ya estaba en marcha. El todopoderoso Pinto da Costa había decidido que era el momento de la renovación total y, sobre todo, de hacer caja, de rentabilizar esa Copa de la UEFA y Copa de Europa consecutivas. Las cuentas reflejaban una deuda de 70 millones y por la venta de Paulo Ferreira, Ricardo Carvalho y Mourinho al Chelsea y de Deco al Barcelona ingresó 50 largos. Sí, hasta por el entrenador recibió una cantidad de traspaso. Tenía contrato en vigor y Abramovitch no se paró en tres millones arriba o abajo con tal de sentar a Mourinho en el banquillo de Stamford Bridge. También causaron baja Pedro Mendes, Alenitchev... y en el mercado de invierno Derlei, Carlos Alberto. A Víctor Fernández le fueron entregando a plazos un equipo totalmente nuevo. Buenos jugadores, con futuro, pero jóvenes y casi sin experiencia en el fútbol europeo y menos al nivel exigible a un campeón en ejercicio. Desde Brasil llegaron Pepe, Diego y Luis Gabiano. De Grecia, Seitaridis, y desde distintos rincones del continente portugueses emigrados que no habían triunfado en sus respectivos destinos: Quaresma, Hugo Leal, Helder Postiga... El técnico español no perdía de vista la «Champions», pero proclamaba que el gran objetivo que le había pedido el club era la Liga y formar un once competitivo que permitiera a la vez poner en el mercado a los jóvenes valores contratados.

TEXTO ENRIQUE ORTEGO/ Comentar

La 50 edición colecciona los mejores cromos

La 50 edición colecciona los mejores cromos

Mañana comienza la quincuagésima edición de la Copa de Europa, que desde la temporada 92-93 se denomina «Champions League», y prácticamente ninguno de los grandes clubes del continente faltan a la cita. Cuatro equipos españoles parten en el pelotón de los favoritos, honor compartido con los ingleses, italianos y alemanes. El Oporto defiende el título MADRID. Objetivo: 25 de mayo en Estambul. La «Champions» más completa de los últimos años comienza a andar mañana con 32 equipos distribuidos en ocho grupos de cuatro. Están todos los que son. Prácticamente todos los grandes de Europa se dan cita en la competición por excelencia del continente a nivel de clubes. De los últimos diez campeones, por ejemplo, sólo falta el Borussia Dortmund (97). El torneo se presenta más abierto que nunca, con una docena de equipos, como mínimo, que aspiran al título. La mayoría se han reforzado para la ocasión y sobresale en este sentido el último gran fichaje, el del inglés Wayne Rooney por el Manchester United y por cuyo traspaso el Everton puede terminar percibiendo, dentro de seis años, un total de 45 millones de euros, de los que 30 ya los tiene asegurados. Será, además, el debut de este joven jugador en la competición. Cuatro clubes españoles entran en liza y los cuatro deberían clasificarse para octavos de final si hacen valer su papel de favoritos en sus respectivos grupos, aunque el Deportivo lo tenga, a priori, un poco más complicado que los otros tres al enfrentarse en su grupo al Liverpool y el Mónaco, dos equipos con aspiraciones y en plena etapa de renovación. Ingleses e italianos, reforzados Junto a Real Madrid, Valencia, Barcelona y Deportivo, los cuatro clubes ingleses (Manchester United, Arsenal, Chelsea y Liverpool) y los cuatro italianos (Milán, Juventus, Inter y Roma) presentan su candidatura. También deberían entrar en la puja el Bayern Múnich -ha vuelto a comenzar la temporada dubitativo- y el campeón actual, el Oporto, que con el técnico español Víctor Fernández deberá mantener su competitividad después de ganar consecutivamente la Copa de la UEFA (2003) y la «Champions» (2004), al mismo tiempo que afronta la reestructuración de su renovada plantilla. Con la lógica en la mano, en los octavos de final (22-23 febrero y 8-9 marzo) deberían estar el Deportivo y Liverpool (Grupo A), Real Madrid y Roma (B), Juventus y Bayern Múnich (C), Manchester United y Lyon (D), Arsenal y PSV Eindhoven (E), Milán y Barcelona (F), Inter y Valencia (G) y Chelsea y Oporto (H), pero siempre habrá que tener en cuenta que, por ejemplo, en las cinco últimas temporadas catorce conjuntos procedentes de los bombos tercero y cuarto, que no eran ni primeros ni segundos cabezas de serie, consiguieron clasificarse entre los dos primeros de sus grupos. Uno de los grandes alicientes será el duelo en el que Mourinho (Chelsea) se enfrentará al club al que hizo campeón de Europa, el Oporto. Sucederá en la segunda jornada.

Entre «lo» de Tenerife y el pito de Urío

Último título de Copa del Real Madrid. Además, la final fue contra el Zaragoza, el 28 de junio de 1993. Sábado. Mestalla (Valencia). Urío de árbitro. Nunca lo olvidará la afición del Zaragoza. Benito Floro, el entrenador campeón. Víctor Fernández, el entrenador finalista. Ellos lo cuentan.

La guadaña anda cerca

La guadaña anda cerca

Joaquín Peiró, Paco Flores y Víctor Fernández están a un paso de la destitución mientras que otros técnicos como Miguel Ángel Lotina y Raynald Denoueix, a pesar de su mediocre campaña en la Liga española, aún conservan crédito por su buena marcha en la «Champions»

José Manuel Cuéllar Campoy Comentar